DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Bancos | Encuentro

Los supervisores europeo y español piden que haya más fusiones para que mejore la rentabilidad

En una jornada financiera, la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniele Nouy,y el subgobernador del Banco de España (BdE), Javier Alonso, consideraron que es necesario para el sector que haya menos entidades.

Abrió el fuego la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniele Nouy, que instó a acometer la concentración de un sistema bancario europeo, en el que considera que “hay demasiadas entidades compitiendo por los clientes”, algo que acaba influyendo en la rentabilidad. Por ello, consideró que “las fusiones pueden jugar un papel clave para reducir los excesos de capacidad y hacer las entidades más eficientes. Esta visión la comparte el Banco de España, que estuvo representado por el subgobernador, Javier Alonso, quien señaló que negocio bancario está en un momento de profundos cambios, entre ellos la digitalización, y las entidades no tienen más remedio que afrontarlo elevando su rentabilidad, reduciendo su número mediante las fusiones y extremando el cuidado al cliente.

El BCE y el BdE comparten que es mejor que las fusiones se hagan entre entidades de diferentes países, pero esa opció no parece cercana. "Las operaciones corporativas son una vía para reducir la capacidad instalada y mejorar la eficiencia y sería deseable que fueran transfronterizas", pero lamentablemente esa no es la tendencia que prevalece, dijo Alonso.

“En conjunto, parece que el sistema bancario europeo se ha hecho demasiado grande”, ha sostenido la dirigente comunitaria, que ha subrayado la necesidad dejar caer a algunos bancos para que el sistema funcione, así como también la de incentivar las fusiones entre entidades, tanto nacionales como transfronterizas. “Los bancos deben poder caer. Esta es, probablemente, la cosa más importante que se puede hacer para que el mercado funcione de nuevo”, ha sostenido Nouy durante su intervención en un encuentro financiero de Expansión-KPMG.En este materia también entró el presidente de la patronal bancaria española, José María Roldán, que estimó necesaria una "unificación verdadera de la supervisión", ya que que el día que se dé esta circunstancia se verán más bancos paneuropeos. "Hasta que eso pase, será difícil" que tengan lugar fusiones transfronterizas, apuntó. En plata, hasta que no se termine la Unión Bancaria, casi seguro que no habrá fusiones transfronterizas.

Por las fusiones se preguntó a varios de los directivos que participaron en las jornadas y los que tuvieron más claro que hay espacio para que se siga reduciendo el número de entidades en España fueron el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, y su homólogo en CaixaBank, Gonzalo Gortázar. La situación de los tipos dificulta que haya altas rentabilidades y un camino claro para reducir costes son las fusiones, argumentaron. Otra cosa es que tengan intención de participar en alguna operación.

Gortázar consideró que CaixaBank ha "hecho los deberes" en el tema de la consolidación, después de las cajas que integró a consecuencia de la reestructuración. "La percepción de nuestro consejo y del banco es que tenemos una escala muy adecuada y una oportunidad de crecimiento orgánico extraordinaria", dijo.

"Vemos más oportunidades orgánicas que inorgánicas", pero la entidad se encuentra centrada en Portugal tras adquirir BPI, una compra que "irá bien" y que tienen que integrar. En relación con esta adquisición, el directivo ha confesado que la sensación es "muy positiva", ya que se ha dado en "un país que va a más". "Que el mercado pueda seguir mostrando más operaciones no lo dudo", ha indicado, tras lo que ha explicado que en España existen 13 bancos bajo la supervisión del Banco Central Europeo (BCE), mientras que en Italia y Francia hay 12, siendo ambos países más poblados que España.

En este marco, CaixaBank, tienen el foco en la península Ibérica aunque no cierran la puerta a nuevas adquisiciones, porque el futuro es impredecible, pero se centran en España, la compra del Popular por el Santander hace que tengan una disputa enorme con el Santander por el primer puesto de la banca española,y en Portugal donde se quedaron el 84,5% de BPI, que les está dando ya alegrías, 77 millones aportó hasta junio y la segunda parte del año será parecida, dijo

Por su parte, en el Sabadell consideran que dado que se necesita ganar escala para ganar rentabilidad reduciendo costes, habrá oportunidades para más fusiones, si bien otra cosa es que no estén en ese camino ahora. No se cierran a crecer aunque están a gusto con su tamaño.

En este momento están centrados en el crecimiento orgánico y en el plan 2018-2020 (España, Reino Unido y América, con México como estandarte, serán su foco) con la intención de conseguir rentabilidades de dos dígitos, aunque tienen claro que será complicadísimo lograr un ROE como el antes de la crisis, dijo Guardiola, en referencia a los ROE en el entorno del 20%.

Rescates

Entre las figuras que acudieron al encuentro financiero estuvieron ejecutivos de entidades que han participado en rescates. Por Bankia, rescatada por el Estado, estuvo el consejero delegado, José Sevilla, y por el Santander-que rescató al Popular al comprarlo tras su resolución, acudió el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair.

Sevilla dijo que una subida de los tipos de interés en la zona euro permitiría al Estado recuperar "lo máximo posible" de la inyección de capital. En este sentido, hay que recordar que el grupo BFA-Bankia recibió 22.424 millones de euros en ayudas públicas para su saneamiento, mientras que el Frob inyectó 1.645 millones en BMN, que se fusionará a Bankia en diciembre.

Por su parte, el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, hizo hincapié en que la adquisición de Popular "ha sido una buena operación para nuestro país y para el sector porque ha devuelto la confianza en nuestros bancos". Estima que la imagen de Santander ha salido "reforzada" con esta operació, una operación en la que "no se ha utilizado dinero público y lo que hemos pagado por el banco no es un euro sino que nuestros accionistas han puesto más de 7.000 millones a través de una ampliación de capital",. "Hemos recuperado la posición de liderazgo y hemos salido reforzados como marca", dijo, haciendo referencia a que los clientes del Popular se han llevado depósitos, pero "no han cerrado cuentas" y a la recuperación de los depósitos procedentes de clientes del Popu.

Según estimó, el futuro de Santander y Popular sumará más de dos. "Debe ser una integración ejemplar para los clientes, muchos de los cuales son pymes, y para unos empleados que tienen mucho oficio".

En este evento, el CEO de Santander España anticipó que la mitad de los clientes-accionistas de Popular ha aceptado el bono de fidelización de Santander. Esta compensación, que implica de facto la renuncia a acciones legales por la ampliación de capital que llevó a cabo Popular en 2016.

En el encuentro se habló también de ventas. Así, el director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, señaló que la posible operación de venta del negocio en Chile "no está asociada a ningún cambio estratégico del grupo y agregó que no se plantean cambios en su hoja de ruta en Latinoamérica. A finales de agosto, la entidad que preside Francisco González confirmó que negocia con el canadiense Scotiabank para la compra de la totalidad del negocio chileno de BBVA, una oferta que “no supone un cambio de estrategia en los países en los que la cuota de mercado es pequeña", dijo Tejada. En este punto, en referencia al interés mostrado recientemente por otra entidad por hacerse con el negocio de BBVA en Chile, Sáenz de Tejada apuntó que tienen que pensar en sus accionistas y "valorar qué decisión supone más valor" para ellos.

Digital

En la jornada financiera también participó el consejero delegado de ING en España y Portugal, César González-Bueno, que destacó los avances de la banca española en el proceso de digitalización, que ya "ha empezado a dar resultados" y que obliga a su entidad a "reinventarse" y encarar una segunda fase "más profunda" en esa transformación.

Al respecto, el presidente de la AEB, José María Roldán, señaló que "el futuro de la banca o es digital o no hay futuro". Roldán advertió de que es necesario regular las actividades, no solamente a las instituciones, dado que las mismas actividades pueden ser realizadas por instituciones distintas. "Misma actividad, mismos riesgos, misma regulación y supervisión", indició Roldán, para quien "sería un disparate que esa mayor competencia estuviera basada en el arbitraje de normas de conducta".

Sin preguntas sobre Cataluña

El evento tuvo lugar la semana en la que estaba previsto que se celebrase el referéndum sobre la independencia de Cataluña, un referéndum que numerosos expertos y el Gobierno consideran ilegal, pero en el acto, en el que no hubo preguntas del público, no hubo preguntas a los banqueros por esta cuestión, algo que llamó la atención de los periodistas. Sí que se preguntó por este tema al ministró de Economía, Luis de Guindos, que declaró que la situación en Cataluña no ha afectado a los mercados financieros y ha valorado que la prima de riesgo se ha reducido "bastante" .

Guindos cree que la independencia de Cataluña sería “un suicidio económico”. El titular de Economía agregó que “desde el punto de vista del mercado financiero no hay ningún impacto" y negó que el tema catalán haya echado para atrás a algún inversor.

Para De Guindos, esta es una situación de "impasse" que "se solventará". "Estoy convencido de que Cataluña va a seguir formando parte de España, Europa y la zona euro

Se necesita un mensaje!