DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Laboral | Empleados

La negociación sobre el registro horario encalla

42_aaaa.JPG

Los sindicatos consideran absurdo que, como proponen las patronales, un superior tenga que autorizar la prolongación de la jornada ordinaria.

Los sindicatos y las patronales de Banca y Ahorro llegarán a la reunión del 8 de marzo con una mesa de negociación con escasísimos avances, lo cual hace muy difícil que el 15 de marzo, fecha marcada como límite, logren un pacto.

Ya avisaron fuentes de la parte empresarial y de la parte sindical que esta fecha de mediados de marzo era “orientativa” y que se podría prorrogar la negociación. No les quedará otra, pues la otra opción es dar por finiquitada la mesa y que estos temas se traten completamente en cada entidad.

La situación es que no hay avances, no los hay más allá de que las patronales se muestran dispuestos a incorporar algunas medidas pero no aceptan el grado de concreción y compromiso que conllevan las propuestas que hemos hecho”, dijeron en CC OO, que es quien está llevando la voz cantante en esta cuestión en lo referido a la parte sindical.

En esto no hay grandes avances, pero donde no hay ninguno es en el tema fundamental de la mesa: un acuerdo de alcance colectivo en materia de registro de jornada.

Las patronales no reconozcan la prolongación de la jornada ordinaria mientras no se supere la jornada máxima anual. De este modo, en términos prácticos, al no reconocer estas horas como extras, ni las cobraría el empleado ni cotizarían por ellas en la Seguridad Social.

En este marco, en cuanto al sistema de registro de la jornada, “proponen que se efectúe diariamente por parte de cada persona una autodeclaración de cuantas horas de trabajo efectivo ha realizado aunque, en el supuesto que de esa declaración resultaren más horas de trabajo que las correspondientes a la jornada ordinaria de cada persona, en ningún caso reconocerían ese tiempo como extra a menos que previamente- se haya autorizado por un superior jerárquico esa prolongación de la jornada”. “Es absurdo e inviable”, respondieron en CC OO.

Las patronales, según los sindicatos, “insisten en que la jornada máxima de trabajo efectivo anual es la establecida en los respectivos convenios (1700 en Banca y 1680 en Ahorro) negando la evidencia de que los calendarios laborales para cada uno de los horarios que puedan existir (general, singulares, flexibles, etcétera) dan un cómputo de jornada anual inferior”. “En ningún caso están dispuestos a reconocer que se producen excesos sobre la jornada máxima de trabajo si no se superan esas 1700/1680 horas y siempre que se haya producido esa autorización previa” de los superiores.

En cuanto a la información a la plantilla y a la representación laboral, sí aceptan que cada persona tenga acceso a los registros que vaya realizando diariamente, pero “niegan esa información a la representación laboral”, se quejan en el sindicato mayoritario.

“Con esa actitud por parte de CECA y AEB difícilmente vamos a poder alcanzar ningún acuerdo, puesto que con sus postulados se nos niega la posibilidad de que sea a través de la negociación colectiva que se ponga coto a las prolongaciones sistemáticas de la jornada pactada que padecemos en el sector”, afirmaron en Comisiones Obreras. “Si no hay no acuerdo, únicamente nos dejan el camino del conflicto en sus múltiples vertientes (sindical, jurídica y social) por lo que instamos a las patronales a que reflexionen y realicen propuestas que permitan acercamientos para encontrar el acuerdo”.

La próxima reunión está prevista para el día 8 de marzo.

Se necesita un mensaje!