DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Laboral | Ajuste

El ERE de Ibercaja supondrá 500 salidas de empleados y el cierre de 140 oficinas

67_ibercaja.jpg

El preacuerdo, que recoge 500 salidas frente a las 686 planteadas en un principio por la entidad, tuvo el apoyo de CC OO, CSICA y ACI.

La mayoría sindical (CC. OO., CSICA y ACI, que representan al 64,04% de los trabajadores) cerró un principio con ibercaja en relación con el ERE. El acuerdo que recoge 500 salidas frente a las 686 planteadas en un principio por la entidad –y con un margen abierto de otras 90 opcionales para aquellos a quienes les cierren la oficina, no acepten el traslado y decidan marcharse–. Además, contempla el cierre de 140 oficinas en lugar de las 160 comunicadas al inicio del periodo de consultas.

Ahora, el preacuerdo queda «pendiente de que la decisión la tome nuestra Comisión Ejecutiva y lo ratifique nuestro consejo y condicionado también a la conformidad de nuestra asesoría jurídica», manifestó el secretario general de la sección sindical de CC. OO en Ibercaja, Miguel Ángel Villalba.

«Satisfechos» porque haya un principio de acuerdo, Villalba destacó que habían conseguido acercar las indemnizaciones a las del anterior expediente de 2015 al recoger en el acta del preacuerdo «una indemnización de entre el 85% y el 90% del salario neto, según los casos, para los trabajadores de 57, 58 y 59 años que dejen la entidad» . Para los de 55 y 56 años que decidan salir, añadieron fuentes de Asipa– que no ha formado parte de la mayoría sindical que ha ratificado el preacuerdo– «se habló de una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 30 meses más una prima de 2.000 euros por trienio hasta los 12.000».

La limitación a la movilidad geográfica, al introducir en el principio de acuerdo un máximo de 200 personas a las que se podrá mover –cien a un tope de 50 kilómetros y otros cien a un máximo de 35 kilómetros– además de las 200 que por cierre de oficinas serán trasladadas sin límite alguno en kilómetros, fue otro de los puntos primordiales de este principio de acuerdo.

Recesos, entradas y salidas, propuestas y contrapropuestas marcaron una dura e intensa jornada de doce horas en la que se pasó de ver casi inviable un acercamiento a primeras horas de la mañana a una posible entente que no empezó a tomar forma hasta pasadas las 22.30 y no se concretó hasta media hora antes del cierre del plazo de la negociación, que ha durado un mes.

Finalmente serán menos los cierres de oficinas y también las rescisiones de contrato de los planteados al principio en este cuarto ERE de Ibercaja, y los trabajadores que salgan lo harán en condiciones parecidas a las del ERE de hace dos años, según fuentes de la mayoría sindical. Garantizar la voluntariedad en las salidas y limitar la movilidad geográfica forzosa, salvo la inevitable generada por el cierre de oficinas, han sido las líneas rojas que la mayoría sindical ha conseguido que la entidad respetase, si bien Ibercaja desde un principio priorizó la voluntariedad en las salidas.

El acuerdo pactado ahora con la mayoría sindical es el último de los llevados a cabo en 2013, 2014 y 2015. La entidad ha adelgazado la plantilla en 830 empleados con los últimos tres expedientes. En todos ellos consiguió completar el número de salidas propuestas con voluntarios. En el de 2013 dejaron el banco 243 trabajadores; en el segundo, 287; y en el tercero, 300. En el último recorte, las prejubilaciones alcanzaron a los trabajadores de 59 años. Cuando se aplique este ERE cuyo preacuerdo llegaba anoche, la plantilla se quedará en unas 5.000 personas repartidas en aproximadamente 1.100 oficinas.

Se necesita un mensaje!