DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Laboral | Trabajadores

El registro horario en las entidades se cae de la agenda de las patronales

92_reloj.jpg

La sentencia que libera a las entidades de la obligación de registrar la jornada, ha provocado el desinterés de la AEB y la CECA por alcanzar un pacto de tipo colectivo con los sindicatos.

La mesa de negociación fracasó y aunque lo lógico es que volviera la negociación entidad a entidad, n fuentes sindicales consideran que va a ser muy difícil porque las sentencias del supremo no obliga a las entidades en esta materia, lo cual hace que no les interese negociar. "Había negociaciones que se paralizaron para tratar este tema en la mesa colectiva, pero una vez que los tribunales les han dado la razón, va a ser un tema que quede en stand-by", indicaron fuentes de Comisiones Obreras.

Explican en las centrales que la sentencia del Tribunal Supremo que exonera a las empresas de la obligación de llevar un registro de la jornada de sus plantillas, ha dejado herida de muerte. De este modo,. la reacción de la CECA y la AEB, que han puesto sobre la mesa un documento en el que reconocieron que la negociación se ha abierto “por la existencia de criterios judiciales y administrativos discrepantes", ha sido dejar en el olvido el establecimiento de un registro de las horas de trabajo. “Las partes asumen el compromiso de adopción de medidas que eviten las prolongaciones de jornada y limiten la realización de horas extraordinarias”, señalan sin aludir en ningún momento al establecimiento dentro de un marco colectivo en el sector del registro de la hora de entrada y salida en las entidades.

Las patronales no entraron en el fondo de la cuestión y se limitaron a señalar que “las partes consideran que la prolongación indebida de la jornada de trabajo y la realización de horas extraordinarias tienen un efecto negativo en el empleo, y además no contribuye mejora de la productividad, que debe buscarse por otras vías distintas, y en particular en una gestión eficaz y comprometida del tiempo ordinario de trabajo”. Esta visión condenó la mesa al fracaso.

Ahora, si se vuelve a negociar entidad a entidad, se abrirá la puerta a que se resuelvan las diferencias en los tribunales, auguran los sindicatos. No obstante, puede que ni siquiera se negocie este tema entidad a entidad.

Se necesita un mensaje!