DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Resultados | Empleo

El Santander negociará el ajuste por la integración de Popular en dos etapas

89__50Q8477.JPG

El consejero delegado, José Antonio Álvarez, señaló que en las próximas semanas comenzarán las conversaciones con los sindicatos sobre los servicios centrales. Las oficinas estarán sobre el tapete cuando se produzca la integración tecnológica.

La rueda de prensa que hubo tras la presentación de los resultados estuvo muy marcada por el tema catalán, si bien hubo numerosas preguntas sobre el ajuste que se llevará a cabo como consecuencia de la compra de Banco Popular.

El consejero delegado, José Antonio Álvarez, señaló que en las próximas semanas se reunirán con los sindicatos para que comience la negociación sobre los servicios centrales, según algunos analistas pueden salir 2.000 empleados, mientras que la negociación sobre las sucursales no comenzará hasta que no esté lista la integración tecnológica, que está prevista para 2019.

El número dos del banco no dio detalles sobre el número de personas que se pueden ver afectadas y se mostró convencido de que habrá acuerdo con las centrales sindicales.

Álvarez remarcó que el banco tiene la intención de que la integración suponga que sólo quede una marca en el grupo en España, la de Santander. Esta cuestión es relevante porque en caso de que hubiera varias marcas el ajuste en los servicios centrales y las oficinas sería probablemente menor.

En este punto, lo normal es que en la negociación ofrezcan bajas incentivadas voluntarias y que abran la opción de salida a los trabajadores de Banco Santander y no sólo a los de Popular. “Lo lógico es que se haga como se hizo con la absorción de Banesto”, vienen señalando a Banca 15 fuentes sindicales.

Perspectivas

En cuanto a las perspectivas, a nivel global, el banquero se mostró satisfecho de cómo marchan las cosas en el banco donde sus tres divisiones fundamentales: Brasil. Reino Unido y España, están yendo muy bien. En Brasil esperan que la economía crezca unas décimas este año, sin llegar al 1%, y ya con más fuerza el que viene, lo cual, se supone redundará en unos mejores resultados, mientras que en Reino Unido, la buena marcha de la economía se nota y en España, más allá de la incertidumbre por el tema catalán, las cosas van razonablemente bien, apuntan en el banco, donde esperan que Popular les dé muchas alegrías en la cuenta, sobre todo por su posición en el segmento de las pymes.

El tema catalán estuvo muy presente en la rueda de prensa y Álvarez indicó que el banco no contempla un escenario con Cataluña independiente, por lo cual no tienen planes para ese escenario.

Sobre los movimientos de dinero en Cataluña, apuntí que “el movimiento de depósitos no es material”, aunque “sí ha habido nerviosismo y algo más de afluencia de clientes en oficina, no sólo en Cataluña”.

En su opinión, el impacto de la situación que vive Cataluña será “poco perceptible en el PIB para este año por la inercia de la economía, que sigue siendo fuerte”. Preguntado por qué habría Santander si hubiera tenido su sede social en Cataluña, Álvarez dejó claro que la habrían trasladado en busca de seguridad jurídica.

Popular

En otro orden de cosas, el consejero delegado dio cifras sobre los depósito de Popular que han recuperado en relación con los que salieron en la anterior etapa. “Van 10.000 millones en depósitos recuperados, de un total de 20.000 millones, y seguimos creciendo. Los empleados de Popular están haciendo un gran trabajo”, dijo el banquero..

En relación con los accionistas de Popular que tienen derecho al bono que ofrece el banco, José Antonio Álvarez señaló que la adhesión al bono de fidelización diseñado por la entidad para compensar a algunos exaccionistas de Popular ha superado el 60% en volumen, aunque en número de clientes el porcentaje es menor. Este bono es la compensación que ofrece la entidad a los clientes minoristas de Popular que adquirieron acciones del banco entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, coincidiendo con la ampliación de capital de 2.500 millones que acometió está entidad, así como también a determinados bonistas.

El CEO, que no ha detallado cuántos clientes exaccionistas de la entidad resuelta han aceptado el bono, se ha mostrado "optimista" en este sentido y ha confiado en que "queda mes y medio" y "hay gente que espera al último minuto" para adherirse a la promoción, dado que el plazo termina el próximo 7 de diciembre.

Sobre las cláusulas suelo de Popular, indicó que, hasta la fecha, han devuelto más de 200 millones de euros a clientes de Popular.

Integración y beneficios

La integración de Popular tendrá un coste de 900 millones en tres años. Del total, el banco ya ha apuntado 300 millones en el apartado de gastos en el tercer trimestre. En los nueve primeros meses del año el banco ganó 5.037 millones de euros, un 10% más tras destinar 515 millones a cargos extraordinarios. El beneficio ordinario antes de impuestos fue de 10.175 millones, un 19% más que en septiembre del año pasado.

Se necesita un mensaje!