DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Tribunas | Relevo

CaixaBank tiene nuevo presidente

86_IMG_3737.jpg

Por Jorge Díaz-Cardiel, socio director de Advice Consultants

La Caixa no es un banco, no es una caja de ahorros, no es una entidad financiera. Desde los tiempos de la Segunda República, antes de la Guerra Civil, La Caixa era -es- una gran entidad sistémica para la economía española y querida y admirada por los españoles. En encuestas, entrevistados muy mayores de edad afirmaban que, desde niños, no entendían Cataluña y España sin La Caixa. ¿Por qué ese apego cariñoso?

Es innegable que La Caixa fue una caja de ahorros durante muchos años. Hoy es una de las principales fundaciones del mundo, la tercera, para ser exactos, con un presupuesto anual -también en los años de crisis- de 500 millones de euros. Hay que mirar a la fundación de Bill y Melinda Gates para encontrar alguien que invierta más dinero que la Fundación Bancaria La Caixa en el desarrollo económico, el progreso social, la creación de empleo, la formación al que no tiene trabajo, la ayuda efectiva y eficaz al necesitado.

Al frente de la Fundación, estaba, y está, su Presidente, Isidre Fainé, cuya mano derecha en la Fundación es su director general, Jaume Giró, magnífico gestor y directivo, maestro en comunicación que ha creado escuela. Si algo tiene La Caixa es talento, mucho talento. No entiendo de fútbol, pero conozco la expresión “apostar por la cantera” y La Caixa tiene a los mejores directivos del sector financiero y de España. En el Estudio Advice de Éxito Empresarial, desde 2009, Isidre Fainé ha sido el primer empresario del sector bancario por reputación y prestigio, por aportación de valor al negocio y por ese concepto proveniente del Derecho Romano denominado “auctoritas”, por el que se reconoce preeminencia a una persona, por sus conocimientos y ascendiente moral. Fainé tiene estos atributos, tanto en el mundo de la banca como entre las grandes empresas de España, donde ha destacado, junto con César Alierta, como uno de los dos mejores directivos de nuestro país.

La Fundación Bancaria La Caixa, insisto, dirigida por un director general ejecutivo, Jaume Giró -quien, por cierto, fue director general de comunicación: para que luego “los malos”, que diría Mariano Rajoy, afirmen que la comunicación es un intangible: no lo es, sino que es un activo al servicio del negocio y la consecución del éxito empresarial, como explico en mis obras “Éxito Empresarial con o sin crisis” y “Recuperación Económica y grandes empresas”- tiene varias “patas”: por un lado, la Obra Social. Por otro, Criteria, que agrupa las participaciones en grandes empresas sistémicas exitosas y líderes en sus sectores, como Abertis -líder mundial en gestión de infraestructuras y autopistas de peaje- y Gas Natural Fenosa -líder mundial del gas, y líder absoluto del mercado de la energía en España, siendo la única compañía del sector que ofrece de todo, siempre y cuando se trate de energías limpias. También está Cellnex Telecom, un “spin-off” de Abertis, que protagonizó la salida a Bolsa más exitosa de la década en mayo de 2015, de la mano de directivos tan exitosos (“talentosos”, que diría una tía mía muy mayor) como Francisco Reynés, Tobías Martínez y Toni Brunet, entre otros: en un año, han convertido Cellnex Telecom en la primera empresa de Europa en gestión de infraestructuras de telecomunicaciones.

Y, por último, tenemos a un banco, CaixaBank, del que es presidente Isidre Fainé, aunque deja de serlo. Le sustituye -de nuevo, el talento- Jordi Gual, quien era director del Servicio de Estudios Económicos de la entidad y fue director de planificación estratégica de Criteria. De Criteria proceden otros dos directivos excelentes del Grupo, Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis y Juan María Hernández Puértolas, director general de comunicación y máximo experto sobre el presidente John F. Kennedy en Europa. Lo mismo sucede en Gas Natural Fenosa, donde el talento que inspira La Caixa lo transpira todo: un presidente, Salvador Gabarró, con autoridad, un CEO, Rafael Villaseca, a quien desde hace cinco años el Estudio Advice de éxito empresarial reconoce (1.000 entrevistas personales a líderes de opinión, cada seis meses) como el mejor gestor profesional orientado a resultados del sector energético en España; su director general de Comunicación, Jordi García Tabernero, quien orienta la Comunicación al servicio del negocio, con éxito.

La legislación española obligaba a Isidre Fainé a tener que elegir entre ser presidente de la Fundación Bancaria La Caixa o ser presidente de CaixaBank. Finalmente, Fainé ha optado por presidir la Fundación, de la que cuelgan tanto Criteria con las participadas, la Obra Social y CaixaBank. El economista renombrado y profesor de Berkeley (California, gran y maravillosa tierra americana), Jordi Gual será, primero consejero y, a continuación, presidente no ejecutivo. La elección no es gratuita: ha sido entrevistado por gente muy inteligente y con mucho poder: Linde, gobernador del Banco de España, Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad en funciones, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo…, todos han dado su visto bueno a Jordi Gual como presidente no ejecutivo del primer banco del mercado español, en activo y en pasivo, en banca retail y banca privada y de inversión, con una cuota de mercado en nuestro país del 28,4% (Estudio Advice de éxito empresarial, junio 2016) y líder mundial como mejor banco en innovación tecnológica (Forrester, Euromoney, The Banker: 2013, 2014, 2015 y 2016).

Las funciones ejecutivas de CaixaBank quedan en manos de su consejero delegado, Gonzalo Cortázar, un gran directivo con mucha experiencia y elegido personalmente por Isidre Fainé: Gonzalo Gortázar, un ejecutivo de 50 años -si es que llega, pueden ser 49-, especialista en banca de inversión y buen conocedor de los entresijos de la "City" londinense, es el consejero delegado y primer ejecutivo de la entidad. Licenciado en Derecho y Ciencias Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE) y MBA por el INSEAD, trabajó entre 2003 y 2009 en Morgan Stanley, en Londres y Madrid, donde ocupó diversos cargos en la división de Banca de Inversión.

Antes, había desempeñado diversas responsabilidades en Bank of America, en Banca Corporativa y de Inversión, lo que dio a este ejecutivo un conocimiento de los entresijos financieros de La City, del mundo de las fusiones y adquisiciones, y le abrió las puertas de Criteria, donde llegó en la primavera de 2009. De tal manera que,. en mayo de ese año, el consejo de administración de Criteria, la sociedad que controlaba las participaciones industriales de La Caixa, le nombró director general en sustitución de otro "peso pesado" del grupo, Francisco Reynés, cuando éste pasó a la dirección general de Abertis. Gonzálo Cortázar tiene a su vera a otra gran experta en comunicación, María Luisa Martínez Gistau, cuyas actuaciones en relación con medios, relaciones institucionales, marca, public affairs, marketing corporativo, reputación corporativa y responsabilidad social ponen a CaixaBank en el lugar que le corresponde en el sector: en el puesto número uno, al tratarse del primer banco del mercado español.

El talento dirige la Fundación Bancaria La Caixa, Criteria -las participadas como Abertis, Cellnex Telecom y Gas Natural Fenosa-, la Obra Social y, por supuesto, CaixaBank, que con Jordi Gual y Gonzalo Cortázar y todo el apoyo de Isidre Fainé desde la Fundación, está en muy buenas manos.

Se necesita un mensaje!