DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Tribunas | Regulación

La transformación digital de los servicios financieros.

87_Jorge-Vazquez_VEEAM.jpg

Por Jorge Vázquez, Country Manager de Veeam Software Iberia.

Las empresas relacionadas con servicios fi­nancieros deben cumplir con estándares nacionales y en algunos casos internacionales en cuanto al cumplimiento de normativas. Por ejemplo, las entidades bancarias y compañías aseguradoras que cotizan en bolsa deben adherirse a los requisitos de la ley Sarbanes-Oxley para la protección, seguridad y retención de la información. Además, los acuerdos de Basilea incluyen estrictas regulaciones sobre cómo proteger los departamentos de TI de los bancos a través de soluciones de disaster recovery (DR) y la realización de pruebas de DR al menos una vez al año.

El cumplimiento con la normativa existente precisa disponer de una visibilidad clara de los procesos y procedimientos de la disponibilidad de datos, con auditorías y generación de informes automatizados. El impacto de no cumplir con esta normativa es injusti­ficable, puesto que ello implicaría que las empresas de servicios fi­nancieros estarían expuestas a importantes multas y a un grave daño en la reputación de las mismas. El cifrado y la seguridad del acceso a los datos son factores esenciales para mantener la privacidad de la información de las cuentas, y la disponibilidad de todos los sistemas debe estar garantizada. Las organizaciones de los servicios ­financieros necesitan garantizar un tiempo nulo de inactividad dado que los clientes exigen un acceso 24/7 a la información de sus cuentas, y los datos deben conservarse a largo plazo para cumplir con la normativa regulatoria y documentar la integridad de las transacciones económicas.

Los de las o­ficinas remotas y sucursales deberían consolidarse y archivarse de forma centralizada para proteger la privacidad de los clientes y asegurar la disponibilidad continua del histórico de información de la cuenta.

El impacto de la TI en los servicios ­financieros. Los bancos y las compañías de seguros dependen cada vez más de las aplicaciones para alcanzar el éxito en su negocio, y los datos críticos y las mismas aplicaciones deben asegurarse y estar disponibles constantemente a través de los diversos canales. Las organizaciones de los servicios fi­nancieros desarrollan continuamente aplicaciones innovadoras para diferenciarse en los cada vez más competitivos mercados multicanal. Llevan a cabo un mayor número de transacciones online, y por ello, recopilan más datos de cada cuenta que a su vez tienen que mantener, archivar y proteger. A través de la analítica del big data, los bancos y las compañías de seguros proporcionan a sus clientes experiencias móviles y online más completas e inmersivas.

El crecimiento explosivo de los datos está provocando una mayor demanda de recursos por parte de los departamentos de TI, y están obligando a las organizaciones de servicios financieros a invertir más en el almacenamiento y archivado de los datos empresariales, implementando mejores prácticas para el DR. A medida que las empresas de servicios financieros luchan por conseguir una forma segura y rentable de almacenar los crecientes volúmenes de información y realizar la recuperación en caso de desastres naturales y no naturales cada vez están incrementando más el uso de los recursos cloud para aumentar la infraestructura interna.

La rápida expansión en la tasa de crecimiento de datos está afectando gravemente a los presupuestos de TI de las empresas. Según IDC Financial Insights Worldwide IT Spending Guides, el gasto en TI de las empresas de servicios ­financieros alcanzará caso los 480 000 millones de dólares en todo el mundo este año, con una tasa de crecimiento compuesto anual del 4,2 % en un periodo de cinco años. Invertir en la disponibilidad de volúmenes de datos cada vez mayores resulta crucial para la viabilidad a largo plazo de cualquier institución de servicios fi­nancieros.

En paralelo con este crecimiento de datos se encuentra el concepto de la transformación digital, que está permitiendo a los bancos y a las compañías de seguros adaptarse cada vez más o impulsar cambios disruptivos en sus procesos de negocio. Las empresas de servicios financieros están aprovechando las competencias digitales para desarrollar nuevos modelos de negocio innovadores, productos y servicios que mejoren la experiencia del cliente al tiempo que se mejora la e­ficiencia operativa y el rendimiento de la organización. Según IDC, el gasto mundial en tecnologías para la transformación digital crecerá más de 2,1 billones de dólares en 2019, con una tasa de crecimiento compuesto anual del 16,8 % en el periodo de 2014 a 2019.

La transformación digital está también ayudando a las empresas de los servicios fi­nancieros a gestionar los riesgos de una manera más e­ficaz. Por ejemplo, en caso de desastre natural, los bancos y las compañías de seguros que hayan implementado sitios de backup y recuperación distribuidos geográ­ficamente podrán proteger su información digital y asegurar la continuidad del negocio para la empresa y los clientes o consumidores.

De acuerdo con los principales analistas del sector, la transformación digital no es solo una tendencia tecnológica, sino que se encuentra en el centro de las estrategias de negocio en todos los segmentos y mercados de la industria. Robert Parker, vicepresidente de IDC señaló que representa una oportunidad crítica para las empresas de redefinir la experiencia de sus clientes, alcanzar nuevos niveles de productividad en la empresa y obtener una ventaja competitiva. Las inversiones empresariales en la transformación digital constituirán la mayor parte del crecimiento en los mercados tecnológicos en los próximos cinco años, convirtiéndose al mismo tiempo en la prioridad de los proveedores de tecnología.

Considerando la naturaleza con­fidencial de la información fi­nanciera, los efectos de una pérdida o puesta en riesgo de los datos puede resultar muy perjudicial para las empresas, inversores y clientes. Los bancos y las compañías de seguros necesitan implementar soluciones de disponibilidad que cumplan con los requisitos regulatorios, permitan la recuperación a alta velocidad de los datos, eviten la pérdida de los mismos y proporcionen visibilidad completa de la infraestructura de backup de la empresa. Si existen dudas sobre la seguridad o la fi­abilidad de la información contable, las empresas de servicios fi­nancieros perderán clientes. Habilitar una empresa siempre activa (always-on) es vital en este sector.

Se necesita un mensaje!