DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Roldán estará al frente de la patronal bancaria cuatro años más

Bancos | Reelección

El máximo responsable de la AEB, José María Roldán, considera que en este periodo tienen que tratar con más detenimiento la posible fusión con la CECA.

El presidente de la patronal bancaria, José María Roldán, fue reelegido por cuatro años más y en la rueda de prensa se le preguntó por la posible unión con la Confederación Española de Cajas de Ahorros, dado que apenas hay cajas. Roldán señaló que "no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana", pero "es un tema sobre el que hay que reflexionar". Según ha explicado, ambas patronales son similares en el sentido de que las dos agrupan bancos y tienen modelos de negocio parecidos. "Cuando defiendo a mi sector, también estoy defendiendo a esa parte del sector", ha añadido.

La candidatura de José María Roldán para un segundo mandato fue acordada por el Consejo General de la AEB el pasado 12 de marzo a propuesta de los presidentes de los cinco bancos con mayor volumen de activos. Estos bancos son Santander, BBVA, Banco Sabadell, Bankinter y Deutsche Bank.

Los estatutos de la AEB establecen en su artículo 16 párrafo 3º que el presidente de la Asociación será “presentado de forma consensuada por los cinco bancos con mayor volumen de activos que hayan nombrado vocales en el Consejo”, y que “su designación corresponderá a la Asamblea General”.

Concluida la votación, José María Roldán manifestó a la Asamblea de la AEB su gratitud por la confianza que había recibido una vez más, así como su satisfacción por poder representar al sector durante los próximos cuatro años.

Roldán es presidente de la Asociación Española de Banca desde abril de 2014, después de haber sido Director General de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España y miembro de su Consejo Ejecutivo durante 13 años. En la actualidad es también vicepresidente de la Federación Bancaria Europea (EBF).

Valoraciones

"La banca española está preparada para los retos". Este es el resumen de la visión que tiene José María Roldán en relación con el presente y el futuro de los bancos españoles.

Roldán tiene claro que las entidades españoles están listas para medirse a la banca europea y a los nuevos competidores, pero esto no fue óbice para que remarcara de nuevo que no se pueden descartar nuevas fusiones. En España considera, que ese trabajo, ya se hizo, aunque puede haber alguna nueva, y estima que hay países de Europa que tienen esos deberes por hacer. Por eso cree que las fusiones transfronterizas se harán esperar, al menos hasta que se termine la Unión Bancaria, si es que se termina, algo para lo que aún queda, con el Fondo de Garantía de Depósitos Europeo, como gran obstáculo a superar, hasta que Alemania dé el visto bueno, lo cual es un riesgo porque los germanos tienen una mirada europea en la cual no harán nada que estimen que les puede perjudicar. “Primero se tiene que dan las fusiones en los países que no las hicieron al nivel de España”, vino a decir el número uno de la AEB.

En el caso de que se produzcan en el futuro, Roldán ve a la banca española como protagonista, liderando este tipo de operaciones, que no obstante, "no serán de hoy para mañana". “Si no se han producido en diez años, es que no hemos hecho bien la Unión Bancaria", dijo.

Las fusiones no es que sean el milagro que todo lo resuelve, pero son un vía para ganar rentabilidad, donde la banca española está mejor que Europa, según deslizó, aunque aún no cubre el coste de capital que estiman (10%).

Las provisiones seguirán bajando y los resultados se normalizarán cuanto suban los tipos, algo que pasará, pero de modo lento. No obstante, esa rentabilidad está mejorando y su incremento tiene que llegar, entre otras cosas, por la vía de mejores resultados y más eficiencia, por lo cual en un entorno de tipos bajos, Roldán consideró que continuarán en España los cierres de sucursales. Estos cierres están provocando según los sindicatos exclusión financiera, pero para la patronal, competencia hay, y el problema de esa exclusión, sin llamarlo así, se puede resolver con colaboración. En claro, con personal a comisión que preste servicio en las zonas rurales y municipios pequeños unos cuantos días a la semana.

El punto fundamental es la subida de tipos, que considera que se dará el año que viene y que mejorará márgenes y hará que los bancos se pongan aún más las pilas a la hora de deshacerse de activos improductivos porque el costé ahora es cero por tenerlos en el balance.

En este marco, y también algo que influye -poco, según la patronal, pero influye- en los resultados, en esa rentabilidad es la regulación, un tsunami que ya es mucho menos intenso. La banca está preparada para afrontar la regulación, mientras que los nuevos competidores. En este punto, considera que es una buena noticia que el Gobierno tenga en mente el sandbox para que no se que pierda innovación, si bien repitió el mantra de la banca: misma actividad, mismas normas para todos.

Respondió así tras ser preguntado por el anuncio realizado por el ministro de Economía, Román Escolano, que se mostró recientemente dispuesto a implantar un banco de pruebas regulatorio o "sandbox" en España, ha dicho que es un paso "importante", aunque hay que reflexionar sobre cómo tiene que ser la regulación y la supervisión global del mundo digital.

Una regulación y supervisión que debe ser igual para la banca y para grandes operadores como Facebook, remarcó.

Transparencia y Popular

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha dicho que la decisión adoptada en Europa para el Banco Popular, que fue intervenido y posteriormente vendido al Banco Santander, ayudó a mantener la estabilidad financiera, y evitó dotar recursos públicos.

En relación con un pregunta sobre si consideraba que la banca española "está maltratada" en Europa, ya que otras entidades con problemas recibieron ayudas, mientras que Popularfue intervenido y posteriormente, vendido.

En este sentido, Roldán dijo sentirse "mucho más satisfecho" con la solución dada al Banco Popular que a otros bancos europeos en problemas, ya que con ello, se evitó la dotación de más recursos públicos y se mantuvo la estabilidad financiera.

No obstante, indicó que en Europa hay que ser consistentes en las decisiones, ya que si se hace de forma diferente en cada país, eso puede afectar a las condiciones de financiación.

En este sentido, y preguntado por si se deben hacer públicos todos los aspectos incluidos en los informes del Popular elaborados por la Junta Única de Resolución (JUR) y Deloitte, ha dicho que habría que reflexionar al respecto, y "cuanto más transparente, mejor para saber lo que ha ocurrido".

Precisó que hay que ser conscientes de que no hay transparencia plena, ya que hay que tener en cuenta que no se puede sobrepasar la publicación de información privada que afecta a los intervinientes de la operación.

Según estimó, Europa tiene que legislar cómo se gestiona la liquidez en nuevas resoluciones. En este sentido, negó que se haya maltratado a España frente al caso de los bancos italianos.

Reelegido

El presidente de la patronal bancaria, José María Roldán, fue reelegido por cuatro años más y en la rueda de prensa se le preguntó por la posible unión con la Confederación Española deipos Cajas de Ahorros, dado que apenas hay cajas. Roldán señaló que "no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana", pero "es un tema sobre el que hay que reflexionar". Según ha explicado, ambas patronales son similares en el sentido de que las dos agrupan bancos y tienen modelos de negocio parecidos. "Cuando defiendo a mi sector, también estoy defendiendo a esa parte del sector", añadió añadido.

La candidatura de José María Roldán para un segundo mandato fue acordada por el Consejo General de la AEB el pasado 12 de marzo a propuesta de los presidentes de los cinco bancos con mayor volumen de activos. Estos bancos son Santander, BBVA, Banco Sabadell, Bankinter y Deutsche Bank.

Los estatutos de la AEB establecen en su artículo 16 párrafo 3º que el presidente de la Asociación será “presentado de forma consensuada por los cinco bancos con mayor volumen de activos que hayan nombrado vocales en el Consejo”, y que “su designación corresponderá a la Asamblea General”.

Concluida la votación, José María Roldán manifestó a la Asamblea de la AEB su gratitud por la confianza que había recibido una vez más, así como su satisfacción por poder representar al sector durante los próximos cuatro años.

Roldán es presidente de la Asociación Española de Banca desde abril de 2014, después de haber sido Director General de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España y miembro de su Consejo Ejecutivo durante 13 años. En la actualidad es también vicepresidente de la Federación Bancaria Europea (EBF).

Ganancias

En la rueda de prensa posterior a la Asamblea de la AEB, Roldán presentó los resultados de los bancos en 2017.

En este sentido, el beneficio atribuido de los bancos españoles ascendió a 12.060 millones de euros en 2017, con un incremento de 4.090 millones respecto al año anterior. Esta diferencia recoge las pérdidas contabilizadas por una entidad en 2016. Sin considerar los resultados de dicha entidad, el beneficio atribuido en 2017 habría sido un 5,3% superior al obtenido en el ejercicio precedente.

Se necesita un mensaje!