DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Botín: el crecimiento inclusivo requiere repensar el sistema operativo de la sociedad

Bancos | Conferencia Internacional

9_anaaaa.jpg

La presidenta de Banco Santander vuelve a reclamar que haya la misma regulación para quienes presten los mismos servicios.

En la Conferencia bancaria Internacional la presidenta del Santander hiló un discurso centrado en la responsabilidad de la banca ante la sociedad en un mundo con un contexto tecnológico nuevo y las normas que eviten daños a empresas y consumidores.

Ana Botín señaló que "hay mucha ansiedad, incertidumbre y enfado sobre cómo se reparten los costes y los beneficios del cambio tecnológico y hay buenas razones para ello. Por eso, en momentos de pesimismo, aquellos que pensamos que un futuro mejor es posible tenemos la responsabilidad no sólo de hacernos oír sino de actuar", un punto en el que incidió en la "banca responsable". "La responsabilidad es la base de la confianza. Pero hoy, la presión para ser responsables es mayor que nunca", indicó.

La número uno del banco apuntó que la banca pueden" jugar un papel relevante para asegurar que el crecimiento es inclusivo y sostenible y no hay duda de que la tecnología hace posible que los bancos cumplamos con esta misión de ser más responsables de forma que no era posible hace tan solo una década, si bien, consideró que "la tarea de fomentar una banca responsable no se puede solucionar por un solo banco. La cultura se desarrolla desde las normas, y las normas se basan en reglas y leyes". "Trabajamos con otros tanto aquí como a nivel global, para impulsar esta cultura. Santander será uno de los firmantes de los Principios de Naciones Unidas para la Banca Responsable, de los que se publicará un borrador este mes", dijo Botín

Los nuevos competidores

En ese punto en el que la tecnología juega un papel clave, Ana Botín entró de lleno en la crítica a las empresas no financieras que aprovechan la tecnología para competir con la banca ofreciendo en muchos casos los mismos servicios pero sin someterse a las mismas normas.

"Las empresas no financieras tienen una clara ventaja competitiva al poder combinar los datos bancarios de un consumidor con la información no financiera que tienen de él y no es la única regulación que se aplica a la banca, pero no a nuestros competidores que hacen lo mismo. Hay numerosas asimetrías regulatorias europeas relacionadas con el asesoramiento financiero, los requerimientos de capital y, por supuesto, las leyes fiscales", indicó la banquera, aludiendo a la normativa actual que sitúa el requerimiento de capital inicial para empresas no bancarias en negocios de pago en 50.000 euros. "Los bancos estamos compitiendo con startups y plataformas globales con reglas sobre requerimientos de capital, requerimientos de seguridad, cumplimiento y uso de los datos radicalmente diferentes" y "lo mismo pasa con los impuestos", ya que, según Botín, "tenemos leyes tributarias del siglo XX para una era digital" lo que da como resultado "un sector cada vez mayor de la economía no está pagando su parte justa de los impuestos". En este punto, la número uno de Banco Santander citó al diario Financial Times: “Las multinacionales en general han perfeccionado el arte de localizar, en términos legales y contables, sus sedes fiscales en jurisdicciones con bajos impuestos.” Pero los negocios digitales globales pueden producir sus servicios en un solo sitio y venderlos en el mercado global con una mínima infraestructura local".

Reflexión
En este punto, la banquera hizo una llamada a la reflexión. "Tenemos que reflexionar sobre el rol tanto del sector privado como del público y la responsabilidad de todos en una época de disrupción. De hecho, tenemos que decidir qué clase de era de disrupción queremos. En particular, cual es el gobierno que queremos tener para hacer contrapeso a la concentración de poder y la distribución desigual de los beneficios". "Necesitamos normas claras y efectivas que nos garanticen a todos, consumidores y empresas, que Europa es realmente un espacio digital único que impulsa la innovación en el que los derechos y las obligaciones, así como los efectos externos y no deseados se reparten de forma equitativa"

Según Botín, "la gente asume que tiene los mismos derechos independientemente del canal o el proveedor que escojan. Esto es lo que piensa el consumidor, pero no es siempre lo que dice la ley. La legislación -ya sea de protección al consumidor, fiscal o regulatoria- sigue sin entender un hecho básico de la nueva economía: las fronteras entre sectores y mercados se han diluido". "Enfrentados a esta evidencia irrefutable, lo que necesitamos son leyes y regulaciones neutrales y que traten a las empresas de la misma forma cuando realizan el mismo tipo de negocio, independientemente del sector al que les asignen los analistas".

"Necesitamos normas que fomenten la “innovación disruptiva” real y eso requiere, entre otras cosas, entender los modelos de negocio monopolísticos. La consecuencia clásica de estos modelos es la extracción de rentas, afirmó, agregando que "el control de tecnologías e infraestructuras críticas da acceso a las plataformas a la vida privada de las personas de una forma casi inexpugnable. Esta posición no es sostenible si realmente queremos una sociedad digital justa e innovadora".

Para la máxima responsable del Santander, "regular los negocios según lo que hacen y no según lo que son, promover la transparencia es la mejor forma de garantizar la innovación que promueve la competencia y el crecimiento sostenible. Y es la forma de asegurar el bienestar de la mayoría para que toda la sociedad se beneficie" y esto "incluye regulación de datos, para garantizar que las empresas utilizan los datos de forma responsable". Y es que "el derecho a la seguridad y a la privacidad de los datos es un derecho fundamental en la nueva sociedad digital", dijo.

Leyes
Para la máxima responsable del Banco Santander, "necesitamos leyes que garanticen que todas las empresas, sin importar su código postal o el código de su industria, contribuyen con su parte justa y donde se genera el beneficio a las necesidades sociales de nuestras sociedades, de forma que podamos reforzar de forma proporcional [todas las empresas digitales y tradicionales] las instituciones de Gobierno de las que dependemos"

Para la presidenta de banco Santander, estos cuatro temas – negocios responsables, competencia y regulación justa, derecho a la privacidad y normas fiscales justas - deberían ser elementos indispensables de cualquier estrategia europea" y "poner parches a las normas del mundo anterior a Internet no funciona. Para lograr un crecimiento inclusivo y sostenible, mayor justicia e innovación en la Era Digital lo que se necesita es repensar el sistema operativo de nuestras sociedades, que necesariamente incluye leyes y regulaciones".

"Tener las nuevas normas que puedan reconciliar a la Sociedad Digital con nuestros valores tradicionales de cohesión, solidaridad y progreso es importante y urgente. Esta es una conversación que ni las compañías, ni las autoridades, ni los agentes sociales ni las instituciones educativas podemos seguir posponiendo", concluyó Ana Botín.

Se necesita un mensaje!