DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA Momentum cierra su edición global 2018

Bancos | Emprendedores

96_mom.jpg

Los emprendedores más prometedores de la última edición, procedentes de Colombia, Estados Unidos, México y Turquía que presentaron sus proyectos y planes de crecimiento en un encuentro que tuvieron.

a jornada de los emprendedores ya había comenzado por la mañana con una serie de talleres formativossobre temas tan variados como el ‘big data’ por el bien social, cómo conectar la empatía con la tecnología o cómo romper el hielo en una presentación. Por la tarde, les tocaba poner a prueba todo lo aprendido y enganchar a la audiencia con la exposición de unos proyectos que han destacado por su innovación y potencial de crecimiento.

Retos diversos

El evento de cierre comenzó con la bienvenida de María Erquiaga, responsable global de BBVA Momentum, que se encargó de explicar los hitos del programa y presentar a sus coordinadores en los países donde está presente (Colombia, Estados Unidos, México y Turquía): “Sin ellos, el programa no sería posible”.

Cada edición de BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, es distinta. En primer lugar, porque los emprendedores seleccionados marcan la diferencia con propuestas innovadoras, eficaces y de alto impacto y en segundo lugar, porque el programa se renueva cada año para impulsar a sus participantes en su proceso de crecimiento.

En este acto, la directora de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA México, Irma Acosta, ; la gerente de Responsabilidad Corporativa de BBVA Colombia, Liliana Corrales; el VP Manager de Social Impact en BBVA USA, Tony Moraga, el strategic planning & responsible business de Garanti en Turquía,Ipek Aybay ,y el entrepreneurship banking manager de Garanti en Turquía, Selin Öz, tomaron asiento en el escenario para contar la situación del emprendimiento social en sus países de origen y los retos a los que se enfrentan.

Los responsables locales de BBVA Momentum hablaron sobre la situación del emprendimiento social en sus países de origen y los retos a los que se enfrentan.

La diversidad cultural y social de las zonas geográficas en las que BBVA Momentum tiene su actividad es grande y cada edición local tiene sus propios desafíos. Desde la necesidad de que las empresas se mantengan, como señaló Liliana Corrales, hasta el reto, que expresó Tony Moraga, de difundir el programa y acercarlo a los actores del emprendimiento.

Las intervenciones de los responsables locales de BBVA Momentum, sirvieron para contextualizar las presentaciones de los emprendedores convocados y comprobar, de primera mano, el enorme mérito que tiene su labor. Todos ellos fueron capaces de resumir, de forma efectiva y muy dinámica, sus proyectos y, a la vez, transmitir a los asistentes toda la pasión y las ganas de seguir avanzando que siempre caracteriza a los emprendedores de BBVA Momentum.

Los emprendedores de BBVA Momentum 2018 explicaron cómo nacieron sus proyectos, el impacto que están consiguiendo en las comunidades donde trabajan y sus planes de crecimiento.

Al terminar la ronda de presentaciones, la directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA, Lidia del Pozo, dio comienzo a la mesa redonda con un grupo de expertos en inversión social, una mesa en la que estuvieron el cofundador de International Venture Philanthropy Center, Alejandro Álvarez; el vicepresidente de Balanced Funds & SRI en BBVA, Alberto Estévez; la presidenta y profesora del Entrepreneurship Department en IE Business School, Rachida Justo; el fundador y director general en La Bolsa Social, José Moncada, y el director del Área de Bonos de Impacto Social en CREAS,Manuel Uriarte.

El dinero

Los emprendedores de todo el mundo tienen algo en común: la preocupación por la financiación. Conseguir dinero para comenzar o mantener un negocio sigue siendo una asignatura pendiente para la mayoría de los empresarios, que confiesan sentirse algo perdidos cuando se trata de atraer inversiones.

Estos especialistas compartieron con el público su visión sobre la inversión social, la evolución que ha seguido en los últimos años, la gran cantidad de instrumentos de financiación que han ido apareciendo y la necesidad de transmitirles a los emprendedores sociales las posibilidades con las que cuentan ahora. “Cuando empecé toda la inversión social se basaba en el microcrédito”, explicaba Rachida Justo. “Hemos pasado a opciones como la ‘venture philantrophy’, que da apoyo al emprendedor y abre las puertas a la formación y a más inversión, como hace BBVA Momentum”. En la misma línea, Alejandro Álvarez declaraba: “Para resolver los problemas sociales y medioambientales hacen falta todo tipo de capital, distintos perfiles de riesgo e instrumentos”.

Sin embargo, el instrumento por sí mismo no es suficiente: “No se trata solo de poner dinero, sino de crear comunidades alineadas que crean en la misión social y medioambiental”, aseguró Moncada, que explicó el funcionamiento de La Bolsa Social: “Es una herramienta ‘online’ para unir inversiones de mucha gente, de manera transparente y democrática, muy participativa”. Otro vehículo son los bonos de impacto social: “Son más bien contratos de impacto social”, explicó Uriarte. “Planteamos que el retorno y la recuperación del capital están ligados al impacto, sin él no hay beneficio”.

Este tipo de inversión está avanzando, pero todavía existen prejuicios sobre ella: “Siempre se ha dicho que no es rentable y lo primero que hay que vencer es esa resistencia”, contaba Alberto Estévez. “Hay evidencia académica de que sí lo es. El dinero también tiene poder para impactar positivamente”. Por fortuna, han surgido guías que marcan el rumbo de este tipo de operaciones: “Ahora tenemos los ODS a la hora de invertir, no están hechos para ello, pero sirven como marco para explicar al inversor”. Poco a poco, los planes de inversión social empiezan a estar presentes entre los actores principales del sector que se preocupan de cumplir con criterios sociales, medioambientales y de gobierno corporativo. Los emprendedores sociales tienen ante sí un panorama cada vez más variado y alentador. El presente se plantea en clave sostenible: “El que no esté ahí, es que no va a estar”, apuntaron.

"BBVA Momentum 2018 ha cerrado sus puertas con el buen sabor de boca que han dejado sus emprendedores y la satisfacción de haberles impulsado en su camino hacia el crecimiento. Sin embargo, el programa no descansa y el equipo ya está calentando motores para la próxima edición. Muy pronto, el lanzamiento de la nueva edición atraerá más talento, más retos y más proyectos innovadores con ganas de aumentar su impacto positivo. BBVA Momentum los estará esperando", dijeron en el banco.

Se necesita un mensaje!