DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Abanca fomenta el uso del transporte sostenible

Bancos | Medioambiente

27_abanca-sostenible.jpg

La entidad pone a disposición de su plantilla, en sus principales centros de trabajo en A Coruña, Vigo y Madrid, patinetes eléctricos y bicis.

Abanca acaba de poner en marcha una serie de iniciativas para fomentar el uso del transporte sostenible y alternativo al coche entre su plantilla. En sus sedes corporativas de A Coruña, Madrid y Vigo, la entidad financiera ha puesto a disposición de sus empleados y empleadas patinetes eléctricos y bicicletas para que puedan desplazarse por las citadas localidades. La entidad ha diseñado un sistema de reservas online para que cada persona pueda gestionar el uso de los vehículos.

Próximamente, en una segunda fase, y con el objetivo de fomentar un modo de transporte saludable y sostenible para ir al trabajo, ABANCA ofrecerá a sus empleados y empleadas una promoción especial para que puedan comprar un patinete eléctrico y lo usen en sus desplazamientos por la ciudad.

La iniciativa tiene como finalidad promover el bienestar, mejorar la calidad de vida y concienciar a la plantilla en el uso de transporte sostenible y se enmarca dentro del conjunto de acciones puestas en marcha por la entidad con el objetivo de contribuir a frenar el cambio climático y sus efectos.

En este sentido, destacan también otras iniciativas llevadas a cabo por la entidad que buscan reducir los consumos energéticos y las emisiones que se generan, como el nuevo modelo de oficina sostenible que está implantando en su red comercial, o el fomento de la utilización de sistemas de multiconferencia para evitar traslados físicos.

Con este conjunto de iniciativas la entidad ha señalado que quiere impulsar y liderar la transición hacia la movilidad sostenible como parte de su compromiso con la sostenibilidad. En las renovaciones de sus sedes y oficinas, la sostenibilidad, enfocada al menor consumo energético y de otros recursos, ocupa un lugar clave entre los principios de gestión. En 2018, logró una reducción del 2,2% en el consumo de papel, del 10,6% en el consumo energético por empleado, del 8,1% el del gasóleo y del 3,8% en las emisiones de CO2 por empleado.

Esta gestión sostenible ha permitido también que la sede del banco en Madrid haya recibido la calificación ‘Muy Buena’ del Sello Internacional Breeam que valora los proyectos y su ejecución desde el punto de vista medioambiental y de sostenibilidad y que la renovada sede de RN30 consuma un 15% menos de energía con un 35% más de personal que antes de la reforma. La preocupación del banco por promover un modelo de negocio sostenible enlaza con los dos objetivos de desarrollo sostenible (ODS) ‘Ciudades y comunidades sostenibles’ y ‘Acción por el clima’, con los que Abanxa está socialmente comprometida.

Se necesita un mensaje!