DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Roldan: para una misma actividad y riesgos tiene que haber una misma regulación

Bancos | II Foro de Banca

86_roldan.jpg

Es necesaria una mayor claridad de las autoridades europeas en el proceso de apertura a la competencia del sector bancario, dijo el presidente de la patronal de banca, José María Roldán.

El presidente de la patronal bancaria, AEB, José María Roldán, clausuró este miércoles el II Foro de Banca organizado por El Economista, un acto en el que se volvió a quejar de que pese a las reclamaciones del sector respecto a la necesidad de que las tecnológicas entre en la actividad financiera con las mismas normas, nada se ha avanzado, y los bancos siguen sujetos a una competencia desigual.

En este sentido, Roldán ha reclamado a las autoridades europeas que haya mayor claridad en el proceso de apertura a la competencia del sector bancario. "A misma actividad y riesgos, debe haber una misma regulación y supervisión", insistió el número uno de la Asociación Española de Banca (AEB):

Según recordó, en este proceso de transformación digital, los reguladores están abriendo el sector bancario a la competencia de los nuevos operadores y, al respecto, puso como ejemplo la nueva normativa de servicios de pago, PSD2, que obliga a los bancos a compartir los datos de los clientes con terceras empresas, pero sin que exista reciprocidad. Por ello, ha añadido, los bancos están reclamando que les permitan acceder a los datos de los clientes de estos nuevos operadores. "Es una asimetría que no es aceptable y que debe corregirse", denunció Roldán, para quien todas las empresas, al menos a partir de un determinado volumen de operaciones, deben regirse por las mismas normas.

El presidente de la AEB también se ha referido a las grandes empresas tecnológicas o "bigtech", y ha asegurado que estas compañías "ya están planteando" por su posición de dominio mundial, un grave problema de competencia", y no solo en la industria financiera.

En este sentido, criticó que dichas compañías no tienen que responder a las exigencias regulatorias a las que están sometidos los bancos, un "arbitraje regulatorio que es especialmente preocupante" en la medida en que puede afectar -"y ya lo está haciendo"- a los consumidores, por ejemplo, en materia de protección de datos. Por ello, dice, la banca "no acepta que transacciones financieras similares y con los mismos riesgos sean sometidas a una regulación más laxa cuando no la realizan los bancos". "Es necesario que los nuevos jugadores del sector tecnológico que se adentren en la actividad financiera lo hagan con el mismo nivel de exigencia que se les requiere a los bancos y las mismas reglas del juego", remarcó Roldán, que no obstante criticó que pese a la reclamación de la banca "poco o nada" se está avanzando. "Seguimos sujetos a una competencia, si no desleal, sí desigual, ya que no hay reciprocidad de obligaciones y derechos", ha manifestado.

Se necesita un mensaje!