DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Ana Botín: se puede hacer banca de otra manera y tener éxito al mismo tiempo

Bancos | Conferencia Internacional

85_botin dis.jpg

Una caída de dos puntos en el índice de confianza supone un descenso del 21,8% en el crecimiento de los ingresos, señaló la presidenta de Banco Santander.

La intervención de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en la XII Conferencia Internacional de Banca organizada por Banco Santander en la ciudad financiera (Madrid) estuvo marcada por un tema en el que incide a a menudo Botín: hacer bien las cosas, dar beneficios y que la sociedad perciba que se hace de modo justo y que todos salen ganando.

En este sentido, remarcó que es fundamental la confianza, porque entre otras cosas, la pérdida de la confianza se traduce en menos ingresos. "La confianza es el factor crítico que determinará el futuro de nuestro sector, y también de nuestra sociedad y de la economía tal y como la conocemos hoy", señaló la banquera, agregando que "una bajada de dos puntos en este índice de confianza supone, de media, una caída del 5,8% en el crecimiento de los ingresos", dijo. Ahora, "eso sólo es una media de empresas, ya que para un banco, una caída de dos puntos supone un descenso del 21,8% en el crecimiento de los ingresos", apuntó la número uno de Banco Santander. "La confianza importa. Es lo que hace que los clientes contraten, que los inversores inviertan y que la sociedad nos acepte y, por eso, mantenerla es fundamental" para un sector que perdió la confianza de la sociedad con la crisis". Según la banquera, "la confianza no es opcional si queremos ser una empresa rentable". "La confianza es lo que determina si tienes un negocio rentable y cinco años después, la necesidad de cambio es más importante que nunca si queremos ganar y mantener la confianza de las personas", apuntó. Considera Botín que "la confianza es como un tesoro: muy valiosa pero frágil. Se puede quebrar fácilmente y su pérdida es muy costosa" y que, por ello deben "fijar objetivos ambiciosos y cumplir las promesas que hacemos. "Debemos ser transparentes y facilitar evidencia clara de lo que hemos hecho", manifestó, haciendo alusión a que "no basta con hechos —objetivos, inversiones o contribuciones fiscales – porque no vamos a convencer, especialmente en un debate público con una carga tan emocional como el actual", dijo en referencia a que la sociedad quiere muestras claras de que las entidades financieras contribuyen al bienestar de la gente.

Contaminación

Según Botín, "los errores de unos pocos contaminaron la percepción de la opinión pública sobre todos nosotros. Políticos, empresarios, banqueros,… eran personas que inspiraban confianza, de repente lo dejaron de hacer. Todos los sectores y las instituciones se vieron afectados y resultado de todo ello fue un ascenso del populismo y, aunque el populismo es el resultado de los desafíos globales a los que nos enfrentamos, no puede ser la respuesta". Por ello, estima que "necesitamos una respuesta amplia y generosa al problema de la confianza. Y creo firmemente en que las empresas pueden aportarla". Considera que el primer paso es aceptar la nueva realidad en la que operamos y la responsabilidad que conlleva ", dijo, citando el comunicado de este verano de la US Business Roundtable, el encuentro que agrupa a los 181 primeros ejecutivos de las empresas más grandes del mundo. "En aras del éxito, la sostenibilidad y el retorno de valor a los accionistas” “las empresas necesitan tener en cuenta los intereses y las expectativas razonables de un amplio abanico de stakeholders, entre los que se encuentran los clientes, los empleados y las comunidades en las que operan, además de los accionistas”. La relevancia de esta declaración no debe ignorarse, ya que supone un vuelco a la ortodoxia imperante en los últimos treinta años, según la cual la única responsabilidad de las empresas era hacia sus accionistas". El capitalismo ha sobrevivido gracias a que ha sabido adaptarse a los cambios. Ahora debe volver a hacerlo y esta intención no debe quedarse en meras palabras. Estamos ante una reflexión fundamental sobre cómo deben comportarse las empresas".

En este punto, puso como ejemplo a Banco Santander. "Creo que puedo afirmar con cierta seguridad que hemos demostrado que se puede hacer banca de otra manera y tener éxito al mismo tiempo", dijo. "Estoy orgullosa de cómo hacemos las cosas. La banca responsable ha sido un elemento central a lo largo de nuestra larga historia. Somos un banco con la misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas, aunque debemos adaptar nuestra forma de hacerlo a los cambios en el entorno de cada generación".

Esta actitud se acompaña de cifras. Así, Botín resaltó que en los últimos cinco años, tiempo que lleva en la presidencia del banco, los ingresos de clientes han crecido un 6% cada año. Además, la base de clientes ha aumentado un 44% durante el periodo, mientras que los clientes corporativos (pymes y empresas) han crecido un 67%. "Seguimos siendo una de las entidades más eficientes y rentables, con un beneficio ordinario de cerca de 8.100 millones de euros y una excelente ratio de eficiencia del 47%. Todo ello nos ha permitido invertir para seguir fortaleciendo nuestro negocio, con una aportación de 25.000 millones de euros a nuestro capital (CET1) desde finales de 2013 hasta finales de 2018", apuntó.

Lo real

En su discurso, la presidenta de Banco Santander se refirió a cuestiones concretas sobre la repercusión de las actuaciones del banco.

Así, apuntó que "en Latinoamérica, millones de personas que antes no podían acceder a un crédito —con sus ahorros literalmente escondidos bajo el colchón— ahora se están incorporando al sistema financiero y su meta es "capacitar financieramente a 10 millones de personas antes de 2025", un asunto en el que "ya estamos avanzando", afirmó.

También dijo que "el año pasado proporcionamos educación financiera a más de 360.000 personas en todo el mundo y apoyamos a más de 270.000 micro emprendedores en Latinoamérica".

En cuanto a lo urgente, señaló que en el planeta, "no hay problema más urgente que el cambio climático".

Se necesita un mensaje!