DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Otro lío menos

Blogs | POR JOSÉ MARÍA LANSEROS

No esperaba yo que antes de vacaciones BBVA y los sindicatos pactaran el ajuste en Catalunya Banc. Las posiciones estaban distantes, pero finalmente, la cordura ha reinado y BBVA ha evitado que la paz social salté por los aires.

No era fácil porque Catalunya Banc (CX) tenía a sus empleados con unas buenísimas condiciones, entre otras cosas un plus llamado CX de 4.000 euros al año, y mantenerlas no era tarea sencilla. Se mantienen, en parte. Lo normal cuando negocias. Lo que ganas en los columpios, lo pierdes en el tobogán, suele decir un amigo.

Me cuentan por ahí que CC OO, más bregado a la hora de negociar con BBVA, más conocedor de cómo funcionan en la casa de Francisco González, ha sido uno de los grandes mullidores del acuerdo —inesperado, tan temprano, por muchos— entre bambalinas. “El SEC no sabía por donde le venía el viento y BBVA estaba desconcertado por ello, pero CC OO lo arregló”, me deja caer un conocedor profundo de la negociación.

Ahora falta por ver si serán necesarias las recolocaciones o si se apuntaran los 1.557 que han pactado que salgan. “No habrá despidos forzosos, ya lo verás”, asegura una fuente sindical presente en BBVA. Eso sí, digo yo, que no se confíen porque a lo mejor quien no se apunte ahora, pienso, en los servicios centrales de CX, puede ser que más pronto que tarde se vea con la carta de despido.

Sobran muchos en los centrales de la antigua caja catalana y la gran mayoría tiene difícil recolocación. Lo saben en BBVA y lo saben los sindicatos. Falta que se den cuenta los trabajadores. Yo, si fuera ellos, pediría la salida.

Se necesita un mensaje!