DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Fainé:

Cajas | CURSO UIMP / APIE

77_faine-curso-uimp-apie-2.jpg

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, afirmó que "España no es Portugal", pero advirtió durante su intervención en los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, de que, a pesar de eso, "sí que nos están siguiendo, si que nos miran con lupa todo lo que hacemos".

Por otro lado, apuntó que, en un entorno de tipos bajos, es "muy difícil que las entidades financieras ganen dinero a no ser que aumenten las comisiones por servicios". Fainé explicó que en el vigente proceso de reestructuración del sector financiero español hará que los depósitos y la concesión de créditos "vayan subiendo poco a poco" y aunque la perspectiva sea de mejora alertó de que "existe la paradoja de que el coste del pasivo es más alto que el coste de los intereses que se pagan por él".

Respecto a la recuperación económica, el presidente de la entidad catalana recordó que España aún tiene que negociar 120.000 millones de euros de vencimientos de deuda para el año y señaló que si el diferencial de la prima de riesgo sigue subiendo, "tendrá un impacto en el déficit público, que no será fácil de recuperar".

Asimismo, Isidro Fainé añadió que el Estado "también necesita dinero" y que España también tiene que luchar contra el déficit comercial porque "es básico que la gente confíe en España, y que el país, en principio, tiene buenos empresarios y masa técnica de población aceptable, por lo que debería poder recuperarse".

La morosidad seguirÁ subiendo

El presidente de La Caixa aseguró que España no volverá a crear empleo hasta finales de 2012, momento en el que situó el crecimiento del PIB en un 2,2%, y pronosticó que hasta entonces la morosidad escalará hasta el 7%, porque la crisis económica "todavía continuará".

"El crecimiento del PIB se situará en el 2,2% a finales de 2012, será una recuperación muy lenta, que irá subiendo poco a poco, y no se empezará a crear empleo hasta entonces", afirmó Fainé, durante su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El presidente de La Caixa advirtió de que "lo normal" en este entorno económico es que la morosidad actual del 6% siga subiendo hasta el 7%, aunque señaló que el principal problema de la mora está en los promotores y constructores porque la que afecta a los parados es solo de un 1,2%.

Además, apuntó que España "tiene por delante una larga travesía en el desierto, ya que le costará salir adelante porque han coincidido la crisis financiera, económica y social y, por en medio, estarán las elecciones, todo ello influye en la confianza".

Se necesita un mensaje!