DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Ciudadanos y los demás…

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Vi con una cierta sorpresa el resultado de la última encuesta de Metroscopia sobre el panorama político español. La formación que preside Albert Rivera se sitúa en primer lugar con cuatro puntos por encima del PP.

Ya el crecimiento de Ciutadans en las últimas elecciones al Parlamento catalán fue también muy grande aunque, después, no tuviera reflejo alguno en el reparto de poder. Inés Arrimadas obtuvo un gran éxito. Pero es obvio que allí la opción independentista es muy fuerte, aunque no existe un efecto similar respecto a las elecciones generales a celebrar en todo el territorio español.

C’s y PP suman el 50,3 de los votos, pero PSOE y Unidos Podemos registran un 36,7. Es verdad que la encuesta da un 13 por ciento de votos “sin clasificar” que podría ser aplicable a la izquierda para llegar a ese otro cincuenta por ciento teórico que supondría el panorama político español divido en dos mitades entre la derecha y la izquierda. Pero creo que la interpretación podría ir por otro lado.

Unidos Podemos y Ciudadanos emergen en las elecciones de 2015 desbaratando el bipartidismo que se afianzaba, sin embargo, en los comicios de 2011 con la mayoría absoluta del PP (186 escaños) y con una distancia del PSOE con el “tercer clasificado” tremenda: de los 110 escaños socialistas a los 16 de los nacionalistas catalanes de CiU.

En 2015 PP obtenía 123 asientos en el Congreso de los diputados, PSOE, 90; Podemos, 69 y Ciudadanos 40. Ahora la encuesta de Metroscopia da a Unidos Podemos un cuarto puesto con 15,1%. Ciudadanos obtendría el 27,1% de los votos; PP, el 23,2% y PSOE, un 21,6%. Es obvio que se registra un hundimiento muy severo de Podemos y un claro debilitamiento del PP.

¿Qué es lo que ha producido el ascenso meteórico de Ciudadanos y la caída de Unidos Podemos? Sin duda la posición clara del partido de Albert Rivera en el tema catalán, Sin embargo, no parece que Mariano Rajoy haya podido rentabilizar la aplicación en tiempo y forma del artículo 155 de la Constitución. El crecimiento de Rivera como líder hace subir a su partido y la debilidad de Rajoy y Pablo Iglesias en sus respectivos liderazgos restan votos a PP y Unidos Podemos. Pedro Sánchez (PSOE) también disminuía en popularidad aunque su efecto lastre fuese menor.

Lo que pasa es que los datos de Metroscopia reflejan la situación medida para el 13 de enero, como si las elecciones se hubieran celebrado para esa fecha. Ya ha pasado un mes… y pasarás más, porque Mariano Rajoy no adelantará las elecciones en ninguno de los casos aunque lluevan chuzos de punta. ¿Cree el político de Pontevedra que van a mejorar las cosas? Pues no se sabe pero su tendencia a la inacción le lleva a no mover las cosas. Tal vez, el tiempo arregle la cuestión… O no. Pero Rajoy no adelanta. Y más ahora que las cosas no le van bien. Tal vez, don aplique la máxima de san Ignacio de Loyola de “en tiempo de desolación, no hacer mudanza…”

Se necesita un mensaje!