DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

José Guirao, ministro de Cultura

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Bueno, más rápido no se ha podido hacer. José Guirao es ya nuevo ministro de Cultura. Guirao es, a mi juicio, un “obrero de la Cultura”. Nacido en Almería ha hecho una carrera política larga y lenta, pero siempre en el medio cultural.

José Guirao Cabrera, nacido en 1959 ha sido director del Museo Reina Sofía entre 1994 y 2001y también ha estado al frente de La Casa Encendida. Responsable del Área de Cultura de la Diputación almeriense, pasaría a Sevilla para entrar en la administración socialista andaluza como director general de Bienes Culturales en la Junta de Andalucía.

La crisis ministerial ha durado unas pocas horas lo mismo que la carrera ministerial de Màxim Huerta sólo llegó a seis días. En fin que poco ha durado el mandato de Màxim Huerta. Hay que decir que Pedro Sánchez ya habría expresado hace tiempo su oposición total a la creación de sociedades especializadas en reducir impuestos. Y visto lo visto es lo que hizo el ministro de Cultura.

En una breve intervención en el propio ministerio de Cultura, un Màxim Huerta descorbatado se presentaba como una victima de los enemigos del presidente Sánchez. Justifico que en los años que cometió el fraude era habitual hacerlo y el lo hizo. Pero Hacienda –que somos todos— le pescó. El ahorro pretendido era de 200.000 euros y fue sentenciado a pagar a la Agencia Tributaria, 365.939 euros por utilizar una empresa interpuesta para pagar menos impuestos entre 2006 y 2008. Ha dicho asimismo que todo se debió "a un cambio de criterio de Hacienda". "No hubo mala fe, no oculté nada. Estoy al corriente de mis obligaciones fiscales", ha manifestado.

Es obvio que esta cuestión se vuelve contra Sánchez y el PSOE. Y, sobre todo, los servicios del partido encargados de “catar” y profundizar en la vida de quienes iban a ser ministros. El récord de no permanencia en un cargo de ministro es tremendo: seis días… Todo tiene mucho de ridículo.

Y aunque Huerta manifieste ahora que ha pagado dos veces la multa –la segunda es su dimisión— la realidad que debería haber manifestado esa anomalía, por mucho que cumpliera. Pero hasta recurrió y una segunda vez se produjo el “no vale” de la Agencia Tributaria.

Se necesita un mensaje!