DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

La “conspiración” de los masters

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Todo parece indicar que había gente que regalaba masters universitarios como su fueran bombones helados, de esos que vendían –antaño— en los cines y que el vendedor portaba en una cajita hermética enfriada con hielo químico.

Tras lo de Cifuentes, apareció lo de Casado, mucho antes de que este fuera elegido presidente del PP. La diferencia entre el caso de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid es que ella ostentaba un cargo público. Pablo Casado, hoy, preside un partido político con economía propia, aunque algunos ingresos procedan de las arcas públicas por la remuneración sobre escaños obtenidos. Pero no es lo mismo. Es verdad que los autos –lo ocurrido— acontecieron cuando Casado era diputado autonómico. Pero no es –ya— lo mismo.

Si no fuera porque un juez está en todo su derecho de investigar posibles incumplimientos de la ley vigente todo bien podría parecer la “conspiración de los masters”. Pero la ley debe estar por encima de todo. Tendremos, pues, que esperar a septiembre para ver si el Tribunal Supremo donde ha ido a parar la investigación de la juez Carmen Rodríguez-Médel sobre el master en cuestión. No obstante una imputación para Casado en tiempo de elecciones sería un gran problema.

Existe el vicio de trufar los currículos, de presentar listas de méritos, como si nadie fuera a preguntar nada por la autenticidad de los mismos. Supongo que eso no sólo se hace en política, asimismo ocurre en el mundo de la empresa. Claro que también es cierto que hay sabios departamentos encargados de cribar la paja del grano en los servicios de personal. Suponer que alguien interesado en contratar a gente bien formada va a incurrir en el error de no investigar es, cuanto menos, una simpleza. La vanidad siempre será una muy mala consejera.

Se han pasado unos primeros días de agosto con un calor extremo. Parece que la “solanera” remite, pero la vida sigue y la política también. Y, en fin, a Pablo Casado la cuestión de este master le ha sacado de la agenda un auténtico viaje de Estado con citas importantes con personalidades políticas en Colombia, Honduras, Chile y Argentina. Con, obviamente, visitas en el hemisferio sur donde ahora reina más fresquito, porque viven su invierno…

Se necesita un mensaje!