DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Cabañuelas y témporas

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Agosto es laboralmente un mes casi muerto. La gente se toma sus vacaciones como si no hubiera otra cosa que hacer. Puede ser razonable, pero cuando llega septiembre todo cambia. De momento, sabemos que los resultados bancarios no van mal y que el trimestre será muy aceptable. A pesar de temer asuntos complejos como el de BBVA en Turquía o varios procesos electorales en América Latina que podrían afectar a Santander, aunque en menor medida.

La morosidad bancaria descendió en junio al 6,39 % uno de los mejores datos en los últimos siete años. Y, en general, la rentabilidad de las entidades españolas, marchan camino de acelerar sus costes de capital. Por otro lado, con una cierta antelación, e habla del relevo de Mario Draghi como presidente del BCE. Son ocho años de mandato a contar desde el 1 de noviembre de 2011. El otoño de 2019 será el momento de comenzar “a preocuparse…”

Concentrado el limite entre agosto y septiembre en un fin de semana –el 1 de septiembre cae en sábado—, la incidencia fuerte del tráfico en la operación regreso será evidente. Pero, más o menos, siempre es así. Que la divina providencia acompañe a los conductores y que todo el mundo vuelva a su hogar feliz y descansado. En cuanto al tiempo pues decir que tendremos un otoño seco que complicará las cosas ya en una muy larga sequía. En la zona de Elche, en Alicante, se habla de las cabañuelas. Expertos tradicionales observan el cielo de agosto durante 24 días y de ahí sacan sus consecuencias. Es una práctica muy antigua y parece que da resultados. Se practican en el este, el sur y el centro. Y ya mas al norte se habla de las témporas que se acerca más al latín, origen de nuestro lenguaje.

¿Y como serán las cabañuelas o las témporas en política. Pues la previsión es difícil, pero dentro de nuestro más grande problema –Cataluña— se supone que la celebración del primero de octubre traerá problemas y lo que es más: la previsible ruptura del consenso entre los independentistas y el gobierno de Pedro Sánchez. No puede haber un referéndum legal y los republicanos catalanes intentarán imponerlo. Pero hete aquí que las cabañuelas de 2019 prevén lluvias y el final de la sequía. Bien podría adaptarse eso al clima político y que podamos pasar un tiempo de concordia y armonía.

Por otro lado, es plausible la idea de Pedro Sanchez de visitar países de Iberoamérica, que, sin duda, tienen un gran respeto por la marcha política de España y también por su crecimiento económico. Cada vez la actividad económica y financiera española suele ser creciente en tales países. Una parte notable del negocio de –por ejemplo— los bancos Santander y BBVA se radican allí. Esa actividad es creciente y dichas entidades están contribuyendo de manera decisiva a la bancarización de Latinoamérica.

Se necesita un mensaje!