DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Ahora, Torres Vila y Andrea Orcel

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

La realidad es que iba a titular esta crónica como “qué tarde la de aquel día”, pero me pareció poco original y largo. Tampoco es muy frecuente que escriba dos crónicas en una misma tarde en este espacio de banca15.com. Pero el asunto es que hay tema y mucho tema.

En la reunión del Consejo de Administración de BBVA se aprobaba que el 31 de diciembre de 2018 abandonaría la presidencia, Francisco González y que sería sustituido por por Carlos Torres Vila, con lo cual es previsible que el mismo día último de este año sería nombrado el nuevo presidente. ¿O tal vez se esperará al 1 de Enero de 2019 para que todo el ejercicio del citado 2019 sea de la responsabilidad de Torres Vila? Supongo, no obstante, que habrá previsto un receso para comer las uvas de la suerte.

Y desde los campos de Boadilla del Monte –sede de Banco Santander— se nos decía que un italiano, Andrea Orcel, sustituiría a José Antonio Alvarez como consejero delegado de Banco Santander. Aunque eso, si: Alvarez sustituirá a Rodrigo Echenique en la presidencia de Santander España Obviamente no es lo mismo el nombramiento del consejero delegado en Banco Santander global que el del presidente ejecutivo en BBVA. Ciertamente, no se esperaban estos cambios. ¿O sí?

Angeles Gonzalo, del diario “5Dias”, señalaba hace unas jornadas la importancia y futura relevancia del plenario del Consejo de Administración del BBVA para este miércoles día 26. La pista me parece apreciable. Tal vez, los ruidos no aparecieron tan sonoros desde el salón de Consejos de Boadilla, pero había noticias tales como la buena marcha de la digitalización de le entidad. Y así se llegaba a la declaración de Ana Botín sobre que “la estrategia digital del grupo Santander está más avanzada de lo que hemos querido contar”

El ascenso –me parece— de Carlos Torres Vila a la presidencia de BBVA y la llegada de Andrea Orcel como consejero delegado de Banco Santander puede residir –sin buscar diferencias— en las necesidades de aplicaciones claras y profundas de la aplicación de las nuevas tecnologías a la banca. Y hasta parece muy oportuno que la presidenta de Banco Santander aprovechase un acto referido a Open Bank –la entidad on line del grupo— para hablar de tecnología y digitalización.

Pues sí, que tarde la de aquel día, miércoles 26 de septiembre. Ya nada será igual. Me parece.

Se necesita un mensaje!