DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Cataluña en el disparadero

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Un grupo de manifestantes, en Barcelona, acepta estrechar la mano de Quim Torra y este les pide públicamente que “aprieten más”. Otro grupo, sin embargo, con las manos más ligeras para la violencia –empellones a la policía y vallas volando por los aires— piden la dimisión de Torra y llegan a las puertas del Parlament.

Las imágenes de los incidentes son realmente fuertes, pero la conducta del presidente de la Generalitat parece extraña: apretar más contra los españolistas y su Estado o contra él mismo. ¿Cuándo habló no sabía que la protesta se dirigía hacia él? Pero tanta da. Cataluña –al menos una parte de sus ciudadanos— se encuentra en el disparadero…

Desde la Moncloa se recuerda al President que así no podrá entablarse el diálogo. Como se sabe hay prevista una reunión entre Pedro Sanchez y Quim Torra para este mes de octubre. Cada vez parece que se hace más necesario dicho encuentro y eso es lo que incomoda a los Comités de Defensa de la República (CDR), a los belicosos “cedeerres”, porque suponen que cualquier contacto con Sánchez siempre será contrario a la independencia inmediata.

Quim Torra sabe, no obstante, que cualquier estatus de nueva planta que no pase por el acuerdo con el Gobierno español no contará con el reconocimiento de la Unión Europea, ni del resto de la comunidad internacional. También sabe que Sánchez no le va a ofrecer una vía acordada hacia la independencia. A lo sumo puede surgir un acuerdo confederal que eso si entra en la ideología y doctrina de Sánchez. Pero el nivel de autogobierno y de competencias vigente en el actual Estado de las Autonomías hace que parezca –con matices— más una realidad confederal que federal. Y sólo hay que hacer la comparativa con los Estados de régimen federal en Europa.

Hay que buscar una solución de paz y concordia para Cataluña y el pueblo catalán, porque la violencia no es lo que debe vivirse en las calles. Es difícil confiar en la bonanza añadida que puedan dar los acuerdos entre Sánchez y Torra pero no parece que hay otro camino… Sea como fuere, hoy por hoy Cataluña sigue en el disparadero…

Se necesita un mensaje!