DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Consejos itinerantes

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Eso de celebrar los Consejos –de ministros o de administración— fuera de la sede habitual no es nuevo. Ya en tiempos muy lejanos, las vacaciones de Franco llevaban al Consejo de Ministros a La Coruña. Antes, Alfonso XIII los celebró en San Sebastian y después también el general Franco se lo llevó a la bella capital guipuzcoana.

Ya en tiempos más modernos y para combatir el centralismo de Madrid se dio la moda –años ochenta y noventa del siglo pasado— de que los bancos celebraran sesiones de sus consejos de Administración en, por ejemplo, Barcelona. Se acompañaba la reunión del consejo con importantes y multitudinarias recepciones a los clientes catalanes con bastante éxito.

Pero esta vez la reunión del consejo de ministros del Gobierno español en el edificio de la Lonja de Barcelona, previsto para el próximo 21, sea tomado por los independentistas como una usurpación territorial. Algunos de esos independentistas piensan manifestarse para protestar por la presencia del Gobierno de Madrid en ese histórico edificio Ciutat Vella de Barcelona. Pero, claro, mientras la secesión se Cataluña de España no sea oficial –si alguna vez lo es— la Llotja es tan parte de España como el Palacio de La Moncloa.

Por el contrario habrá una importante cifra de ciudadanos de Cataluña que estimen como una cortesía apreciable la presencia del máximo organismo del poder ejecutivo español en tan significativo lugar. Pero no lo expresarán y sólo las capacidades organizativas del independentismo radical hará posible una gran protesta. Es obvio que, aunque la Generalitat de Cataluña representa al Estado español en dicho territorio no asume esa responsabilidad, mas bien la repele.

Y tal vez se podría dramatizar la decisión de Pedro Sánchez de llevarse sus huestes ministeriales a la Ciutat Vella con la música de “High Noon” (Sólo ante el peligro) y trasponer la larguirucha imagen de Gary Cooper con la de Sánchez caminando durante la “alta mediodía” barcelonesa… Y, bueno, sin embromo un poco es para quitar tensión a un hecho duro, muy duro, que habría que resolver.

En la cercanía de la Nochebuena y en la víspera del sorteo de Navidad de la Lotería Nacional lo que se busca es paz, cordialidad y fraternidad. Pues ahí va…

Do not forsake me, oh my darlin'

On this, our weddin' day

Do not forsake me, oh my darlin'

Wait, wait along

Anon: obtenga su prestamo Michealbensonloanagency@gmail.com 30 Marzo 2019
Se necesita un mensaje!