DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Enormes minucias

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Es Jose Eulogio López, periodista de raza, quien creó, ya hace algunos años, lo de “Enormes minucias” como título de una sección periodística en su web hispanidad.com. El diccionario de la RAE dice de minucia que es “cosa de poco valor o importancia, en especial cuando resulta molesta”. La clave –claro— no es tanto que la cosa no sea de poco valor, si no que resulte molesta.

Las crisis inesperadas de Banco Santander y de BBVA nos acercan al concepto de minucia porque, pon un lado, por qué se ha tardado tanto en hacer fallido el nombramiento de Andrea Orcel y, por qué, asimismo, las viejísimas cuitas de SACYR contra el banco vasco le revientan en la cara a Francisco Gonzalez cuando ya se ha jubilado en la presidencia del banco vasco. ¿Enormes minucias o falta total de previsión sobre cosas grandes e importantes.

La explicación del no fichaje de Andrea Orcel puede ser –más o menos —como se dijo: que los derechos pasivos de Orcel en su antiguo destino superaban cualquier posibilidad razonable y que se esperaba que, una vez confirmada su salida, pudiera adaptarse una menor cuantía. ¿De todas formas que ha hecho Orcel en el interior del Santander durante el tiempo de espera? ¿Experto en banca de inversión tendría que haber estado abriendo una nueva actividad en el banco que preside Ana Botín? No se sabe y, en definitiva, su fichaje no consumado se presenta como uno de los grandes misterios de la historia de la banca.

La historia del intente de control del BBVA por SACYR trajo una reacción de defensa de Francisco Gonzalez frente a sus agresores. La realidad es que ese inicio de esta historia a finales de 2004 planteaba la compa del un 6 por ciento del capital del banco vasco lo que produciría un cambio de presidente. Luis del Rivero, presidente de SACYR, creyó que la operación era posible. Y el cambio era que la constructora accediera mediante el capital y el poder del banco a la llamada Operación Chamartín, una acción que ha tardado catorce años en confirmarse, aunque no esté iniciada. Una enorme minucia…

Lo que trajo es una operación de defensa de Francisco Gonzalez contra sus opositores en el mercado en el Gobierno. Y ahí parece el ínclito comisario Villarejo que trazo la mundial –una auténtica guerra mundial— para evitar esa acción. En el objetivo de la acción el Gobierno socialista de José Luis Rodriguez Zapatero, los banqueros competidores del BBVA, varios despachos de abogados presuntamente implicados en la conspiración contra González y hasta un buen número de periodistas. El excomisario Carlos Jiménez Villarejo hoy cumple condena, Francisco Gonzalez no preside ya el BBVA y la suspirada u deseada operación Chamartín –dotada de un mayor tamaño ahora—tampoco está iniciada. Todo ello –hoy por hoy— es una enorme minucia.

Las presentaciones de los resultados bancarios anuales están a la vuelta de la esquina. Y ya hay fecha para ellos. Ana Botín, presidenta de Banco Santander presenta sus datos el 30 de enero. Carlos Torres Vila, presidente del BBVA, el 1 de febrero… Ambos tendrán que hablar de los periodistas de estas enormes minucias de contenido un poco extraño de acuerdo con la normal realidad argumental de la banca.

Anon: obtenga su prestamo Michealbensonloanagency@gmail.com 30 Marzo 2019
Se necesita un mensaje!