DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Banderas en Colón

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Con banderas de España y de la Unión Europea fue una forma de distanciarse de Vox por parte de los simpatizantes de PP y Ciudadanos. Pero la marea roja y gualda era impresionante. Los cálculos de los organizadores hablaban de 250.000 personas. La Delegación del Gobierno ante la autonomía madrileña dijo que 45.000 asistentes.

Pedro Sánchez habrá vivido de una forma u otra esta manifestación. Pero dos días antes rompía sus negociones de la Generalitat de Quim Torra por exigir que se negociara la autodeterminación de Cataluña. Un poco tarde porque, desde el principio el documento de 21 puntos manejado por Torra –y filtrado a los medios muy tempranamente— incluía el referéndum de autodeterminación. Pero parece que la “entrega oficial” de ese “paper” se produjo el 20 de diciembre y la única posibilidad fehaciente es que Pedro Sánchez intentará convencer a Quim Torra que ese no era el camino.

Sin embargo, el anuncio de la ruptura por parte de Sánchez con Torra se produjo unos días antes del domingo 10 de febrero. Todo parece indicar que fue el interno del PSOE el que obligó a Sánchez a romper. Veinticuatro horas después de la anunciada ruptura de Sánchez, Torra exigía el presidente del Ejecutivo volver a reunirse para negociar la autodeterminación de Cataluña.

Asimismo, los partidos independentistas no aseguraban a Sánchez que fueran a votar sus presupuestos y se disponían a lanzar enmiendas a la totalidad contra el texto legal de los PGE a estudiar por el Congreso de los Diputados. Ya el Gobierno destinó una fuerte inversión para Cataluña en dichos presupuestos, pero ni por esas.

Pedro Sánchez anunciaba en un acto del PSOE celebrado en Santander el mismo domingo que su texto de los PGE comenzará a debatirse el martes, día 12, en el Congreso de los Diputados. Y, por su parte, el entorno de Quim Torra señalaba que el Sánchez retomaría el diálogo con el independentismo catalán el mismo lunes.

Asimismo, este martes se inicia en Madrid el juicio contra los líderes independentistas presos acusados de buscar una ruptura con España fuera del ordenamiento constitucional. Se abre pues una semana compleja y con el convencimiento de que Sánchez no tendrá más remedio que convocar elecciones en poco tiempo.

Se necesita un mensaje!