DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El 28 de abril

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Tras un largo impase producido por una alocución de Pedro Sanchez –ya en clave electoralista— el presidente del Gobierno anunció que la fecha para las elecciones generales será el 28 de abril.

Una de las primeras preguntas de un periodista sobre si no hubiera sido más útil disolver el parlamento este viernes 15 de febrero y así poder celebrar los comicios el 13 de abril, Sanchez aludió a su responsabilidad como presidente a la hora de poder fijar la fecha electoral, como marca la ley. Tras la breve rueda de prensa que termino sobre las 10.43 de la mañana el presidente Sánchez se despidió de los periodistas con una amplia sonrisa y señalando que deseaba que estas comparecencias desde Moncloa se mantuvieran durante mucho tiempo.

La comparecencia de Pedro Sánchez estaba destinada en exclusiva para el anuncio electoral y la reunión del Consejo de Ministros no iba a tener otro fin, cumpliendo lo mandado por la Constitución pero ya el tono electoralista presagiaba dicho anuncio. Además, los ataques a la “oposición de los tres partidos de derecha” fue total sin apenas citas a las enmiendas a la totalidad que presentaron en el Consejo de los Diputados los partidos independentistas.

Otro aspecto que Sánchez enfatizó es la legalidad total de la moción de censura frente a los ataques de la oposición de la presunta ilegitimidad de su presencia en la Moncloa. Ciertamente, una moción de censura es totalmente legitima constitucionalmente hablando. Y eso es cierto. La pérdida de confianza que supone la no aprobación de los presupuestos es también causa suficiente y necesaria para disolver las cámaras.

Los españoles votaremos dos veces en menos de dos meses, ya que estaba previsto que las elecciones locales, provinciales y autonómicas se celebraran el domingo 26 de mayo. La mayoría de los expertos y comentaristas señalaban –y señalan— la inoportunidad de esa doble convocatoria que –por otro lado y repito— es totalmente constitucional. Pero es probable y posible que Pedro Sánchez haya distinguido entre las diferentes tendencias de los españoles respecto a su voto nacional y local. Es decir, el deseo a votar a un alcalde por proximidad puede ser distinto a votar a un parlamentario por “lejanía”. En fin.

La cuestión es que España va a vivir completamente inmersa en un clima electoral que se abre este viernes 15 de febrero y que durará hasta el lunes 27 de mayo. Los periodos electorales polarizan la política y también la actividad administrativa de un país con un indiscutible parón. De todas formas, Pedro Sánchez señalaba en su comparecencia ante los periodistas que el “Gobierno seguirá trabajando hasta el último minuto”. Es decir seguirá legislando aunque el resultado de estas ultimas leyes no puedan aplicarse hasta después de las elecciones… Si se aplican.

Se necesita un mensaje!