DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

¿Por qué amamos lo vintage?

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Vintage viene de la cultura francesa del vino. Y los expertos dicen que algo vintage es aquello que no es reciente sin llegar a ser una antigüedad. Pero creo que el término se ha apoderado de nosotros y puede aplicarse a cualquier persona o cosa.

En plena campaña electoral para las elecciones legislativas del 28 de abril, habría que ver como colocamos este apelativo a los candidatos. La realidad es que los más vintage son Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Pablo Casado y Santiago Abascal son modernos exclusivamente por la fecha de su llegada a la popularidad política.

Pero es curioso ese regusto por lo medio viejo o por las buenas cosechas de la actividad humana. Los automóviles vintage llegan a unos precios astronómicos, aunque bellos, son poco más que “aquellos viejos cacharros…” Y no parece que vaya a darse una confluencia entre la estética vintage automovilística y la perfección técnica.

Desde luego no lo hay en las grandes series de las marcas conocidas, pero algunos artesanos consiguen algunas cosas muy bellas. Hay em Santa Fe, Granada, un fabricante llamado Hurtan –Automóviles Hurtan— que produce automóviles sencillamente preciosos, con una línea vintage y una técnica de los modelos modernos. Las plataformas son actuales y las características técnicas también.

¿Por qué no se han mantenido las formas vintage sin obviar el avance técnico o sociológico? No lo sé. Es verdad que no todos nuestros políticos actuales se parecen físicamente a Adolfo Suarez, a Santiago Carrillo o a Manuel Fraga. No claro que no, pero podrían haber seguido su ejemplo de convergencia democrática para sacar adelante a España.

El neoclasicismo en arte y arquitectura ha sido siempre una corriente de mucha fuerza. En Estados Unidos, país de poca tradición artística durante años, se dedico a copiar el arte heleno bastante tiempo. Y así copias del Partenón hay muchas. extendidas por todos los estados y no solo a modo de capitolio que suelen ser sede de los gobiernos locales.

¿Todo tiempo pasado fue mejor? No. Creo que no. Entre otras porque el pasado ya no existe. La memoria humana es selectiva y positivista. Suele recordar las cosas bellas y obviar las feas, aunque hay gente que funciona al revés, que sólo tiene presentes los malos recuerdos.

En fin, la aportación de los vintage suele ser muy positiva en su primera y mejor vertiente, la del vino, es donde mejor se demuestra.

Se necesita un mensaje!