DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Botín, dixit

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Tradicionalmente, los banqueros han sido muy cautos a la hora de dar consejos públicos a los gobernantes y políticos. Pero Ana Botín, presidente de Banco Santander, en el trascurso de su Junta de Accionistas advirtió que la clase política que se aleje del cortoplacismo y que afronte las reformas necesarias a largo plazo con unos presupuestos sostenibles.

Interesante, sin duda, el informe a la junta de la presidenta Botín que marcaba una hoja de ruta para la actividad política tras las próximas elecciones. “Necesitamos huir –dijo— del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo, que fomente el crecimiento inclusivo y la cohesión social. El objetivo no es sólo crecer, sino que los beneficios del crecimiento económico lleguen a todo el mundo”. No obstante, señaló que esto “solo es posible si los empresarios invierten y crean empleo. Sin crecimiento no hay inclusión”.

Para respaldar el crecimiento inclusivo, Botín pidió “un compromiso permanente con la educación”, porque “necesitamos una educación de primer nivel. Ésta tiene que ser una prioridad, gane quien gane o gobierne quien gobierne”. Ana Botín recordó que serán necesarios acuerdos entre los distintos partidos y aseguró que, en política económica, “todos sabemos lo que funciona y, sobre todo, lo que no funciona”.

Sin duda, las palabras de Botín eran lo más notable políticamente hablando de este Viernes de Dolores, celebración que es como el inicio litúrgico de la Semana Santa que comienza el Domingo de Ramos.

Ya hemos hablado en esta columna de la “superposición” entre la Semana Grande de la religión católica y la semana fundamental de la campaña de las elecciones del 28 de abril. La figura cómica –aunque no imposible— es que viéramos en un algún motín a oyentes con el traje de nazareno, por aquello de poder llegar a tiempo a las dos cosas.

Se necesita un mensaje!