DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Nôtre Dame

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Yo he pasado varias etapas en Paris. Una muy joven con menos de 20 años, metido en el periodismo del motor que me permitió conducir coches de tronío gracias a mi cercanía a la revista “L’Auto-Journal.

Otra que coincidió con el famoso Mayo del 68, con 27 años, y ya siendo periodista titulado con lo que me llevé a Francia varias corresponsalías españolas y entre ellas Sábado Gráfico y la revista de sucesos El Caso.

También estuve en Paris –ya casado— como corresponsal de un diario español llamado Nivel, que dirigió el inolvidable Manolo Martín Ferrand y que duró un solo día porque la censura de esa época no permitió que publicara más ediciones. Este diario tenía una relación editorial con Le Monde y yo trabajaba en la antigua sede del rotativo francés. Vivía yo en plena Rue des Martyrs cercana en su final más céntrico a la sede del periódico y en que en su principio enganchaba con el antiguo pueblo de Montmartre. En fin la aventura de ese diario ya tiene su historia que no es para narrarla hoy

Tomé, desde el principio, la costumbre de ir a la iglesia de Nôtre Dame y recorrer su entorno. Ni había razones religiosas pues en esa época yo no era cercano a la religión católica. Pero el entorno del templo como un navío en medio de dos brazos del rio Sena y a contemplación de la imagen la Virgen María con el Niño, muy blanca y sobre un pedestal también de mármol blanco, me producían serenidad y afecto. Supe que llamaban a la estatua, la Virgen de los Estudiantes por la costumbre de estos a ir a pedir aprobados milagrosos a la Virgen Blanca. Desconozco –ahora— que suerte ha podido correr dicha imagen con el incendio.

El presidente Emmanuel Macron dice que el templo se reconstruirá en cinco años, aunque los expertos creen que es poco tiempo. Todas las informaciones coinciden que ha sido un incendio accidental producido por las obras de conservación que se realizaban en el templo. En fin, el templo de Nôtre Dame arde en pleno Martes Santo y no podrá albergar los solemnes oficios del Jueves Y Viernes Santos. Ni la Vigilia de la noche del Sábado Santo, ni la misa de Pascua del Domingo de Resurrección. El incendio parece un signo, pero afortunadamente nadie aplica planteamientos conspiratorios. He sentido mucho que se hayan quemado importantes recuerdos de mi juventud.

Se necesita un mensaje!