DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

La banca híbrida

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Al igual que los automóviles viven su transición híbrida en busca de la total movilidad eléctrica, la banca estaría viviendo su transición hacia la banca electrónica, de costumbres no presenciales, desde el antiguo imperio de las sucursales.

El Banco de España calculó que en la década que va de 2008 a 2018 se cerraron unas 18.000 sucursales de un total de 40.000, lo cual es muy notable. De todas formas no se incluyen –cierre por derribo—las oficinas clausuradas por el debacle de la cajas de ahorros, supongo que sí. Pero la “cifra verdadera” es que en 2008 estaban abiertas más de 45.000 sucursales mientras que a finales de 2018 había 18.000.

Dicen que la crisis financiera produjo el camino “salvaje” de cierres, pero ciertamente como las crisis siempre tienen algo de positivo por su acción purificadora pues aquí sirvió para adelantarse a una realidad futura: la banca electrónica tiende a ser menos costosa que la banca presencial y no parece que el cierre progresivo de oficinas haya disminuido el negocio bancario.

La realidad es que el teléfono móvil va a incrementar la información y la transición bancaria hasta niveles definitivos. Pero si defino a la banca como híbrida es porque creo que la actividad presencial en el negocio es imprescindible. Es verdad que se producen créditos pre-concendidos por razones de saldo, pero fuera del automatismo todo banquero y bancario quiere ver a su cliente cuando apuesta –o no— por él. Está, asimismo, la labor de asesor financiero del empleado de sucursal que nadie “se lo podrá quitar”. Es verdad que el mundo de las aplicaciones bancarias crece considerablemente y ahí está el asesor de compras inmobiliarias que es una maravilla. Eb fin… se camina hacia la banca híbrida aunque el dato final será saber cuántas operaciones son irremediablemente o hasta donde puede llegar la tecnología para evitar tales presencias. Ya veremos.

Se necesita un mensaje!