DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Don Juan Carlos

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Lo primero es lo primero. Y no quiero dejar de citar y recordar un acontecimiento como el que España acaba de vivir. En una carta Juan Carlos de Borbón comunica a su hijo el Rey Felipe VI, que se aparta totalmente de la vida pública.

La Casa Real publicaba un comunicado en el que se incluía el texto íntegro de la misiva. El encabezamiento era muy emotivo: “Majestad, querido Felipe”. La fecha, el 27 de mayo…

Nadie podrá negar que la recuperación democrática de España tras cuarenta años de dictadura fue gracias a la clarividencia de Don Juan Carlos de Borbón y Borbón. Lo más cómodo, tras la muerte de Francisco Franco podría haber sido mantener el Régimen con algunos retoques democráticos. Por ese camino iba ya el Estado franquista. Pero no lo hizo así. La llamada Transición democrática fue un periodo políticamente formidable por el cual –en un tiempo muy breve— se pasó de un régimen dictatorial sólidamente establecido y aun aceptado por muchos países occidentales a una democracia plena.

Junto a Juan Carlos I muchos hombres del régimen anterior colaboraron en el cambio. Y, sobre todo, Adolfo Suárez, convirtiéndose en un colaborador directísimo del Rey. Suárez inició conversaciones con todas las fuerzas políticas, algunas fuera de la ley, para iniciar ese proceso de democratización. Manuel Fraga Iribarne, ministro en varios gobiernos de Franco, asumió capitanear la derecha en su camino democrático. Tal vez, una de las fotos más llamativas de este periodo fue aquella en la que aparecían Manuel Fraga como presidente de Alianza Popular con Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista de España en el Club Siglo XXI antes de una conferencia del segundo.

Esta es nuestra historia y debemos recordarla y, sobre todo, comunicar a los jóvenes la verdadera dimensión de ese esfuerzo.

Se necesita un mensaje!