DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Qué cinco años no es nada…

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Felipe VI cumplía cinco años de reinado y ello es motivo –sin duda— de celebración. Proclamado ante las Cortes Generales como rey el 19 de junio de 2014, tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I, Felipe de Borbón y Grecia llegaba al trono dentro de una normalidad constitucional…

Es evidente que el título “Qué cinco años no es nada” guarda relación intencionada con el viejo tango de Carlos Gardel “Qué veinte años no es nada”. Y, que por supuesto, así es con los cuarenta de años de Juan Carlos I al frente de la Corona española y de la Jefatura de Estado.

Y reconozco que el trabajo de Don Juan Carlos de Borbón y Borbón ha sido más que fundamental para institucionalizar la democracia parlamentaria cuando, desde su posición de heredero de Francisco Franco Bahamonde, hubiera sido lógico –aunque con poco futuro— buscar una modernización del régimen dentro de la idea de Franco de “todo quedaba atado y bien atado” …

Que Don Juan Carlos utilizó sus poderes excepcionales para traer la democracia es un hecho. Y como mejor ejemplo de la llamada Transición política española facultó una convergencia de todas fuerzas políticas un tanto imposible de adivinar unos años antes.

Felipe VI se mueve exclusivamente dentro del poder que le da la Constitución de 1978. No podrá –claro está— manejarse “fuera borda” como lo hizo su padre. Y, sin embargo, el desafío de los independentistas catalanas busca la ruptura mediante el cambio ilegal de régimen. Pasar de la monarquía a una república independiente. Esa pretensión separatista es un grave problema que durará tiempo y cuyos futuros desarrollos son difíciles de evaluar, aunque a la postre el mantenimiento de la realidad constitucional es imprescindible...

La Constitución establece como forma política del Estado –como decía— la Monarquía parlamentaria, en la que el Rey arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones. Asimismo, el Rey Felipe como Jefe del Estado es comandante en jefe de las Fuerzas Armadas españolas.

Aunque ya soy suficientemente viejo para hacer pocos planes en los próximos quince años, sé que llegaremos a los veinte años de reinado de Felipe VI dentro de un camino de normalidad democrática. Estoy seguro.

Se necesita un mensaje!