DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Una de vísperas…

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

La entrevista que concedió Pablo Iglesias a Pedro Piqueras a primera hora de la noche del lunes presagiaba la ruptura por el tono. Fue de una frialdad manifiesta. Tampoco la charla de Pedro Sánchez con el líder de los Informativos de Tele-5 fue cálida, aunque de ella salió claro que no había posibilidad de acuerdo.

Una de vísperas… Si, de elecciones, porque sin acuerdo para la investidura el presidente del Gobierno en funciones, sin acuerdo parlamentario de ningún tipo, no tendrá más remedio que solicitar la disolución de las Cámaras parlamentarias y convocar unos nuevos comicios generales para noviembre. El carrusel electoralista sigue abierto. Iglesias ha sido claro a la hora de hacer el resumen de los hablado con Sánchez: si este no consigue ser investido en julio convocará elecciones. Y así, a estas alturas, la única posibilidad de Sánchez sería recibir apoyo de Ciudadanos o del Partido Popular, cuestión realmente improbable o, mejor, imposible

Pedro Sánchez sigue gobernando desde junio de 2018 y sin que la política ajena al día a día en La Moncloa modifique algo sus posiciones. Su última victoria electoral del 28 de abril de este año demuestra que el PSOE tiene la posición parlamentaria más fuerte, aunque no cuente con mayoría absoluta. El resto de los fuerzas políticas quedan muy lejos. En realidad el PSOE se convirtió en la fuerza más votada en 15 de las 17 comunidades autónomas, y consiguió la citada mayoría simple en el Congreso y una mayoría absoluta en el Senado…

Respecto a Pablo Iglesias y su Unidas-Podemos, Pedro Sánchez advirtió, sobre todo, el desencuentro con el en el tema de Cataluña. Iglesias quiere que se aplique el derecho de autodeterminación factor no posible dentro de un Estado soberano y nada probable –digamos— en el interior de un país democrático del llamado primer mundo. El PSOE le ha acusado de pedir una vicepresidencia en un gobierno de coalición. Iglesias lo ha negado.

No parece, pues, que Pedro Sánchez consiga ser investido en julio, por ello –y salvo “milagro”— estamos vísperas de unas nuevas elecciones generales. Las cuales –según la última encuesta del CIS— haría crecer el poder parlamentario del PSOE. Total, que, hoy por hoy, estamos en vísperas de nada.

Se necesita un mensaje!