DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Cuando llegue septiembre

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

El Rey Felipe VI ha admitido aceptar las vacaciones de agosto del Congreso de Diputados y esperar a septiembre para realizar un nuevo encargo para formar Gobierno. Tal vez, invocación de un procedimiento de urgencia podría haber “sugerido” por el Monarca. Pero lo importante es dar idea de normalidad institucional.

Admito que el titulo de “Cuando llegue septiembre” es un clásico de esta columna desde hace muchos años. Era una forma de hacer –por mi parte— un paréntesis informativo cuando los últimos días de julio o los primeros de agosto sólo se podía informar mediante la adivinación. Pero en este caso, todo el pescado esta vendido y sabemos que Pedro Sánchez iniciará sus trabajos para formar Gobierno “cuando llegue septiembre”.

Por otro lado los bancos –y como es de costumbre— han ido ofreciendo sus datos semestrales en estos días últimos de julio. Es también habitual y suele ser los días en que los periodistas de información financiera se despiden entre ellos antes de tomar vacaciones. Ciertamente, el viernes no era el último día pues quedaba tajo para tajo para el lunes y martes.

Todas las impresiones del BCE para con la banca española son más o menos positivas y, sobre todo, por el crecimiento nominal del PIB español es el más importarte de la Unión Europea. La pregunta recurrente es con si la interinidad del Gobierno hay quebrantos económicos. La ultima respuesta ha sido la del viernes del consejero delegado de Banc Sabadell, Jaime Guardiola, y que vino a decir que el buen tirón de la economía española no se ve afectada por las “indecisiones” políticas. Parece que se puede vivir sin Gobierno… lo que parece saludable al menos durante un tiempo.

No sé si opinará igual el presidente del Comisión del Mercado de la Competencia (CNMC), José Maria Marín Quemada, pues se termina su función, según la ley, en septiembre pero, al parecer, ha de esperar para marcharse a que sea nombrado su sucesor. Pero, claro, no es nada previsible que a lo largo de septiembre haya gobierno y cuando lo haya, no será –supongo— la CNMC la primera preocupación normativa del nuevo gabinete. Marín Quemada puede tener que esperar a noviembre y quien sabe si se puede tomar las uvas siendo todavía presidente de la CNMC.

Cuando llegue septiembre se reiniciará el peregrinaje de la duda sobre el futuro de la cabeza del Gobierno de España y sobre las amistades particulares del titular en funciones señor Sánchez Pérez-Castejón, don Pedro. Pero así es la vida, ssperamos septiembre.

Se necesita un mensaje!