DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El homenaje a Pepe Oneto

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

El edificio de la calle Larra 14 rezuma historia periodística por los cuatro costados. En la República y hasta la guerra civil fue sede la revista gráfica Nuevo Mundo, después de los diarios El Sol y La Voz. Después de la guerra civil fue del diario Arriba, de la Prensa del Movimiento. En la actualidad es la sede de la Fundación del diario Madrid…

No se podía haber buscado mejor lugar para rendir un homenaje a Pepe Oneto, periodista de enorme importancia durante la Transición política y fallecido el 7 de octubre de este año en San Sebastián. Una sepsis fue la causa de su muerte. En la tarde del 12 de noviembre, recién ultimado el pacto de gobierno entre Sánchez e Iglesias se reunieron cerca de dos centenares de periodistas para rendirle un homenaje. Nadie habló de lo de fuera. La habitual seriedad tranquila de Miguel Angel Aguilar se convertía en llanto contenido y ese fue el clima de la reunión. Se había ido Pepe Oneto, Se fue el mejor.

Y para certificarlo ahí estaba esa multitud de compañeros y hasta algún entrañable exministro como Marcelino Oreja. Hablaron, además, Julio Feo, Miguel Ángel Gozalo, Nativel Preciado, Victoria Prego, Pablo Sebastián, Román Orozco y, como decía, Miguel Angel Aguilar, como presentador y maestro de ceremonias. Todas las palabras de cariño iban para la viuda de Pepe Oneto, Paloma y para su hijo Erik.

Sí, hubo emoción u agradecimiento. Emoción por la pérdida de un gran amigo de todos y por la cierta orfandad de la profesión periodística que había perdido al mejor.

Se necesita un mensaje!