DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

La –casi— imposible investidura

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Siguen sin salir los números y Pedro Sánchez tendrá que acudir a consultas con el Rey Felipe con el panorama bien descubierto. No existe posibilidad de fallo. El pormenor de ese juego de apoyos es poca cosa con la posibilidad de no conseguir una mayoría suficiente.

Pedro Sánchez pretende ser elegido presidente del Gobierno por el Congreso de los Diputados en los primeros días de diciembre. Si no fuera así los fantasmas de unos nuevos comicios o –al menos— de algún otro movimiento parlamentario. ¿Podría presentarse otro candidato? La emergencia es grande y si no se quiere repetir las elecciones es verdad que se tendrán que buscar otras vías.

Sánchez tendría ser elegido por mayoría simple. La mitad de los 350 asientos más uno: 176. También si los escaños reunidos a su favor no tienen rival. Es decir, sea la que sea la cantidad obtenida por Sánchez no es superada por ningún grupo Sánchez saldría elegido. La coalición del PSOE con Unidas Podemos no es suficiente, por eso se buscan otros apoyos, algunos peligrosos para el fututo como son los obtenidos por los partidos catalanes independentistas. Y hasta la abstención de la derecha “civilizada” …

El buen resultado de Vox ha sido un elemento cohesionador, pero no se trata –según los independentistas— de frenar a la formación de Santiago Abascal. Hay que obtener ventajas ante un movimiento de separación mas o menos lejano o atenuado, aunque también los independentistas recelan de un gobierno de izquierdas. Porque hay derecha entre los partidarios de la ruptura. El empresariado catalán –que también influye o sufraga a los “indepes”— teme la implantación inmediata de soluciones gubernamentales de extrema izquierda, teme al marxismo manifiesto de Pablo Iglesias y de Unidas-Podemos. Por supuesto ese temor es compartido por el resto del empresariado de toda España y por las multinacionales firmemente instaladas en nuestro país, como por ejemplo las empresas automovilísticas internacionales.

Hay muchas tensiones en la consecución de una mayoría parlamentaria suficiente por parte de Pedro Sánchez. Abundan las peticiones de compromisos previos. Tampoco sabemos de las líneas rojas que Unidas Podemos no estaría en disposición de atravesar por conseguir una vicepresidencia. Queramos o no en estos momentos nos movemos ante una –casi— imposible investidura…

Se necesita un mensaje!