DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El clima, la banca y el gobierno

Confidencial | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Aunque sea muy sabido es útil destacar la capacidad logística para trasladar la cumbre de Chile a Madrid. La capital de España está especialmente preparada para la celebración de congresos. Ello produce unos ingresos por turismo especializado que son muy notables.

Es obvio también que la cumbre ha dado visibilidad a España en otros ámbitos donde no es tan conocida. Habría que suponer que todo ha sido “ganancia” para nosotros. Pero lo importante no es el “episodio” español, lo importante es lo que se haya avanzado en materia de clima y de conservación de la naturaleza. La COP 25 es un fasto interesante, lejos de otros nefastos climatológicos que hacen mucho daño.

No puedo –no sé— aportar nada a este hecho salvo en lo ya dicho anteriormente, aunque creo que hay novedad llamativa y es el efecto para la industria bancaria de una reducción efectiva de costumbres contaminantes. Supongo que otras industrias, algunas muy lesivas para la conservación del planeta habrán tomado buena nota.

En la política se establece un difícil compás de espera para la investidura como presidente del Gobierno de Pedro Sanchez quien comienza el lunes unas consultas con otros grupos políticos que, probablemente, no darán resultado alguno. Se supone que Sánchez pedirá a Pablo Casado, presidente del PP y a Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos que, por patriotismo, no ·estorben la citada investidura.

Sánchez completará reuniones con otros líderes políticos y la novedad está en su deseo de entrevistase con los presidentes autonómicos. En seguido se dijo que era un intento de “conseguir” un encuentro con el líder catalán, Quim Torra, sin aparentar especiales distingos, Torra se ha adelantado para decir que no acepta la ronda autonómica y que él quiere una reunión bilateral de gobierno a gobierno.

Dicen que la ley –la no ley— española permite la ampliación sine die de la condición de gobierno en funciones “per saecula saeculorum”, por siempre, por los siglos de los siglos. Supongo que no es as así, pero nunca se sabe.

Lo que hace falta es la que provisionalidad gubernamental no se convierta en un sainete en una obra de género chico de esas que proliferaban por los primeros años del siglo pasado.

Se necesita un mensaje!