DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Fainé, comprometido con los niños de zonas rurales de China

Cultura | OBRA SOCIAL

46_caixa-educacion-chinos.jpg

La Obra Social La Caixa desarrollará el proyecto Firefly, cuyo objetivo es ofrecer más oportunidades educativas a escolares de las áreas rurales de China.

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé; el presidente del Bank of East Asia, David K. P. Li, y la secretaria general adjunta de la Fundación Shanghai Soong Ching Ling, Guan Jian Hua, han presentado hoy en Hong Kong la colaboración de la obra social con el proyecto Firefly (‘luciérnaga’, en inglés), impulsado por la Fundación Shanghai Soong Ching Ling – BEA Charity Fund para mejorar las oportunidades educativas en zonas rurales de China.

Concretamente, la obra social impulsará la creación de 18 centros Firefly, dotándolos de mobiliario, ordenadores, conexión a Internet y libros, entre otras herramientas de aprendizaje. También se facilitará material escolar a los alumnos.

Fainé ha destacado que “el apoyo a esta iniciativa pone de manifiesto que el fin último de nuestra entidad financiera, el compromiso con el bienestar de las personas y la igualdad de oportunidades, es para nosotros irrenunciable y trasciende fronteras. La atención a la infancia con menos oportunidades es una de nuestras prioridades en España, y queremos hacerla extensiva a otros territorios con el objetivo de contribuir a ofrecer un futuro más esperanzador a los más pequeños”.

El objetivo del proyecto Firefly es ofrecer más oportunidades educativas a los escolares de las áreas rurales, facilitándoles material al que ya tienen acceso la mayoría de alumnos de las regiones más desarrolladas. Esta iniciativa también organiza programas formativos en verano para directores y profesores de escuelas, que incluyen sesiones sobre temáticas como el aprovechamiento del tiempo en clase, psicología educativa e informática.

Este proyecto responde a la voluntad de la entidad de extender su acción social en favor de colectivos vulnerables a las áreas geográficas donde mantiene alianzas financieras. En este caso, es fruto de la participación accionarial de CaixaBank en el Bank of East Asia, el mayor banco local independiente de Hong Kong, y se canaliza a través de la Fundación Shanghai Soong Ching Ling – BEA Charity Fund.

Los primeros seis centros Firefly se ubicarán en las siguientes provincias: Hubei, Heilongjiang, Henan, Anhui, Guangxi Zhuang y Tianjin. Además se ha desplegado en Hong Kong el Programapara la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, de la mano de The Salvation Army, Macau Command y la Fundación BEA. Esta iniciativa ya ha atendido a más de 400 pacientes en 10 residencias.

Se necesita un mensaje!