DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Nacen BCH, BBVA… y el Euro

Documentos | CRÓNICA BANCA ESPAÑOLA

Se puede decir que 1998 marca el punto de partida de lo que sería la consecución de las dos grandes fusiones de la historia bancaria española, la del BBVA y la del BSCH. Como escenario complementario se sitúa la adopción del euro, que en esos momentos se vislumbraba como un proyecto difícil.

Cuando Emilio Botín, en su reciente visita de Londres, habló de su deseo de que Banco Santander fuera líder en Reino Unido estaba expresando un deseo que tuvo siempre respecto a la posición del banco cántabro en España e, incluso, antes de ser presidente del mismo. Pero es obvio que un deseo no se puede convertir en realidad si no hay bases para llegar a él. Y en 1988 cuando se lanzan una serie de productos “mortales” para la competencia, tal como las supercuentas no se puede negar que pretendía ganar clientes, dinero, cuota de mercado y, al mismo, previsiblemente debilitar a sus rivales.

Voy a intentar hoy situarme en los años 1998 y 1999 con la consolidación de Ángel Corcóstegui el Central Hispano, con asimismo un ambiente que pedía la consecución de otra fusión, con la llegada de no sólo una, sino de dos y, sobre todo, con el “tema del euro”. Con el nacimiento formal de la moneda única y con las exigencias para formar parte de Unión Monetaria. Y, en fin, al tratarse esta crónica de una “historia de la historia” tengo que decir que los Cuadernos de Historia de Banca 15 —presentes en banca15.com y con permanente éxito de visitas—ejercen una competencia feroz respecto a este texto y eso que el autor es el mismo. Pero, en fin. Podemos, pues, situarnos en el año 1998 como punto de partida de lo que serían la consecución de las dos grandes fusiones de la historia bancaria española y con la adopción del euro como proyecto difícil.

Es evidente que el “cabo suelto” es Argentaria. Se ha privatizado y además, Francisco González, acelera todas las operaciones para unificar la entidad, absorbiendo todo aquello que quedó suelto en tiempos de Francisco Luzón. Y cada vez que Argentaria está más saneada y “posible”, más se abre el “apetito desordenado” de los demás bancos para hacerse con el ex banco público. Pero González mantiene una cierta lejanía al respecto y dice que lo que él quiere es consolidar su entidad, y que no contempla fusión alguna. Parece que hasta el BCH de José María Amusátegui se dispone a interesarse por Argentaria, pero en esos días se dice que el Banco de España e, incluso, el Gobierno dice al banquero de San Roque que se dedique a lo suyo.

Realmente, Amusátegui una vez que Ángel Corcóstegui llega a su casa le da toda clase de facilidades para que reconstruya y mejore la situación. El ex alumno predilecto de Pedro de Toledo, aun llegando solo, sin equipo, a la sede de Canalejas, hace una muy buena labor y restaña las heridas producidas en los primeros momentos de la fusión del Central y el Hispano. Se había dado especial prioridad a los hombres del Hispano frente a los históricos del Central. Y, también, alguno “hispano” se sentía agraviado pues, asimismo, en esos primeros momentos hay problemas con algunas personas importantes del equipo de Claudio Boada. Corcóstegui acepta en principio a todo el mundo y pone la máquina a trabajar. Crea jornadas de más de 12 horas y obliga a todo el estado mayor —a la llamada comisión directiva—, a realizar el trabajo con la misma intensidad.

Bueno, en política sigue muy presente el problema de ETA con una tregua declarada Y el Gobierno de Aznar manifiesta su intención de autorizar en principio la apertura de conversaciones de paz con la banda armada. Eso sería a primeros de octubre. El PSOE parece que no sabe vivir como partido en la oposición y se establece una fuerte pugna entre Josep Borrell y Joaquín Almunia. Finalmente, Borrell le gana a unas primarias aAlmunia y asume la condición de candidato a la presidencia. En mayo se opondría, como portavoz, a Aznar en los debates del Estado de la Nación. Y hay otros retazos del pasado, el ex director de la Guardia Civil, Luis Roldán es condenado años de prisión por cohecho, estafa y malversación de caudales públicos. También son condenados José Barrionuevoy Rafael Vera por el tema GAL

EN LA UNIÓN MONETARIA

En datos financieros, pues se produce el cese de Françesc Costabella, director general de Caixa de Cataluña. En principio se dice que responde a un deseo de fusión con otras cajas catalanas
—se han producido varias fusiones de ellas en otros lugares— pero luego se descubre que es por problemas en las cuentas de la entidad. Pero ahí algo mucho más que fundamental y que desde luego se presenta como una fecha histórica de enorme repercusión. El 27 de febrero de 1998 la Comisión Europea declara que España cumple los principales requisitos para ingresar en la Unión Monetaria Europea (UME). Sin duda, el Gobierno deAznar, y en especial el equipo de Rodrigo Rato ha hecho un especial esfuerzo para adecuar las cuentas públicas a esos baremos exigidos por la Unión. Desde luego, para la banca española —comenzando por el Banco de España— se acoge la noticia con preocupación, pero con esperanza. Hay mucho que hacer para prepararse para la nueva situación.

EL “BISHO”

En enero de 1999 se anuncia, casi por sorpresa la fusión entre el Santander y el Central Hispano. Cuatro personas acumulan todo el poder Emilio Botín, José María Amusátegui,Ángel Corcóstegui y Matías Rodríguez Inciarte. E, incluso, constituyen en G-4, el comité de los cuatro que asumirá todo el desarrollo de la fusión. La presentación se hace en un multitudinario acto con cientos de informadores en el Patio de Operaciones del BCH, en la antigua sede del Hispano, en Plaza de Canalejas. Botín abre el acto con, más o menos, estas palabras: “Nace el banco del Euro”. Y, en efecto, el 1 de enero de 1999 España se incorpora al Euro y se inicia la tercera y última fase de la Unión Monetaria Europea, al ceder los países miembros sus respectivas políticas monetarias al Banco Central Europeo.

Las siglas del nuevo banco son BSCH, “be-ese-ce-hache” y el equipo responsable de la nueva identidad corporativa le había llamado desde el principio de su trabajo, el “bisho” (que suena a bicho con la ch. aspirada), el creador del mote era andaluz y aficionado a los toros. Y, entre los expertos y algunos periodistas, se generaliza el nombre de “BISHO”, pero los de comunicación de banco y, también, la pura costumbre le quita la primera B el nombre y se queda con SCH, que, además, pone primero la palabra Santander. Bueno, valga como anécdota.

Hemos dicho con anterioridad que en el ambiente de 1988 las posibilidades de fusiones están a la orden del día y que las especulaciones no paran. Es cierto que ha hablado mucho de la posibilidad de que Popular y Central Hispano se unan. Ya hemos dicho que el BdE le quita a Amusátegui de la cabeza la posibilidad de fusionarse con Argentaria con la indicación de que, antes, hay que “solidificar el Hispano”. Pero se ha cruzado otro avatar. Rodrigo Echenique, eterno consejero delegado con Emilio Botín en Banco Santander dimite. Dicen que por cansancio y Botín admite esa renuncia. Otros especulan en ese momento con cuestiones judiciales como causa, pero parece que Echeniqueconvence a don Emilio que está muy cansado y que le sería muy útil fuera del cargo de consejero delegado. Y eso es más que verdad pues Rodrigo Echenique no ha dejado de trabajar para Botín en todos estos años estando en misiones de enorme importancia.

La historia de la aproximación entre Santander y Central Hispano tiene muchas versiones y, obviamente, ninguna está confirmada del todo. Pero parece que un día se plantea en conversación entre Emilio Botín y Matías Rodríguez Inciarte la necesidad de nombrar un consejero delegado. Tal vez, el Banco de España se lo ha sugerido a donEmilio, dentro de esa idea de que junto a todo presidente, aunque sea ejecutivo per natura, como lo es Botín, se cuente con un gran capataz que ordene bien los equipos.Matías, aun sin demasiada fe, se ofrece. Y Botín le contesta que él está bien donde está, que la persona que le interesa es Ángel Corcóstegui, que intente verle y que le haga una oferta imbatible.

FICHAR A CORCÓSTEGUI

Es obvio que las relaciones —hasta entonces— entre Botín y Amusátegui no son buenas y la cosa se plantea como una auténtica bomba. Pero Matías Rodríguez Inciarte no arredra y en una conversación rápida le hace la oferta, esperándose lo peor. Lo curioso —según mis datos— es que Ángel Corcóstegui ni mueve una ceja. Deja acabar a don Matías y le dice que él se va encantado con don Emilio de consejero delegado si con él se va el Central Hispano entero, incluso con su presidente. Rodríguez Inciarte ha entendido enseguida a Corcóstegui y le pregunta: “¿Una fusión”? El gesto afirmativo de don Ángel, hace que Inciarte formule otra pregunta: “¿Y Pepe Amusátegui?”. Responde Corcóstegui: “Eso déjamelo a mi”.

Matías Rodríguez Inciarte acude inmediatamente al despacho de Botín en Castellana, esquina a Ortega y Gasset. Y como sabe resumir muy bien, le explica a Emilio Botín la cuestión. Lo único que responde el presidente del Santander es: “¿Y a ti que te parece?”. “A mi, bien”, responde Inciarte. “Pues a mi también”, responde Botín. Luego, algunos meses después, se dice que Botín dijo que Corcóstegui le había adivinado el pensamiento y le había hecho ahorrar mucho tiempo. Y, por parte de Amusátegui, una vez que aceptó la propuesta entendió perfectamente cuales eran las prioridades y como, en un tiempo, no demasiado largo, Emilio Botín se convertiría en presidente único. La fecha se adelanto, al final. Pero eso es para otra ocasión.

LA FUSIÓN BBVA

Y como la historia es conocida, pues decir que la fusión entre el Santander y el Central Hispano aceleraría los intentos del BBV de fusionarse con la Argentaria de González, asunto detenido hasta entonces, y al parecer, por las exigencias de Francisco González. De todos modos las negociaciones iban a durar muchos meses, el 19 de octubre de ese 1999 se anuncia la fusión BBVA, con Emilio Ybarra y Francisco González, como copresidentes y siendo este el futuro presidente único. Es cuestión había sido, sin duda, el gran escollo que hubo que vencer.

La política general digamos que el PP gana las elecciones municipales, autonómicas y europeas dejando al PSOE en clara desventaja. Josep Borrell dimite y ya será JoaquínAlmunia quien se oponga al presidente Aznar en el debate del Estado de la Nación de 22 de junio. Sería el último de la VI legislatura. El Gobierno anuncia el acercamiento de un centenar de presos de ETA al País Vasco, pero la banda armada rompe su tregua, tras 438 días sin cometer ningún atentado. Es el ocho de noviembre.

Y con las dos grandes fusiones en marcha —es el origen de los hoy dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA— se abre el año 2000 con la convocatoria de elecciones generales —se celebrarán junto a las andaluzas— para el 12 de marzo, que ganaría el PP por mayoría absoluta. Al día siguiente Joaquín Almunia dimite como secretario general del PSOE. Meses más tardes, el 22 de julio, un casi desconocido José Luis Rodríguez Zapatero es elegido líder del partido socialista.

Este año 2000 se realiza uno de los trabajos más difíciles de toda la historia española y que también compete a los bancos: el cambio técnico y mental para operar con el euro y adaptarse a la política fiscal, presupuestaria, necesaria para igualar los parámetros del Tratado de Maastricht. Bancos y cajas se preparan para abrirse a un tiempo de tipos de interés extraordinariamente bajos, cosa no fácil y nunca visita en nuestra industria financiera. Se va consolidando, asimismo, las presencia exterior de la banca española en Latinoamérica, las cosas comienzan a ser muy distintas, prácticamente inéditas. Pero de eso ya hablaremos en nuestro próximo capitulo. Y temas referidos al Popular, a Banesto, a Caja Madrid, a La Caixa, que se han ido quedando en el tintero, también tendrán el trato adecuado.

Se necesita un mensaje!