DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Entrevistas | Cristina de Parias | ESPECIAL Nº500

Se pueden hacer cosas hasta ahora inimaginables

81_d_Parias_441.JPG

Cristina de Parias, directora de BBVA España

Redacción Banca15

La directora para España del grupo BBVA, Cristina de Parias, considera que la banca tradicional, las fintech y los reguladores deben trabajar juntos para competir en igualdad de condiciones para todos.

— ¿Qué horizonte marcan para que el sector termine la transformación digital?

Estamos en un camino de profunda transformación que afecta a un gran número de sectores, en particular al sector financiero. La tecnología lo cambia todo: las relaciones personales, las organizaciones empresariales y la forma en que se crea valor económico. Se pueden hacer muchas cosas nuevas hasta ahora desconocidas e inimaginables. A diferencia de otras revoluciones industriales anteriores, la novedad es la velocidad del cambio.

BBVA lleva más de una década preparándose y anticipándose. Hemos estado trabajando en los últimos años en la estrategia y ahora entramos en la fase de entregas. Estamos poniendo al alcance de nuestros clientes multitud de funcionalidades y de aplicaciones para que tomen mejores decisiones financieras, utilizando la información y aplicando tecnología.

Por ejemplo, acabamos de lanzar Bconomy, una nueva funcionalidad que permite a cada cliente conocer su salud financiera y le aporta planes a su medida para mejorarla.

Además, nuestra app móvil ha sido recientemente nombrada la mejor app de banca del mundo por Forrester Research. Esto no lo hemos conseguido en un día. Llevamos años trabajando y el haber entendido el cambio antes nos da cierta ventaja.

Este camino no tiene fin, seguimos evolucionando. BBVA aspira a liderar la transformación del sector. Queremos comprometernos con los clientes, apoyar a las personas a lo largo de sus vidas, ayudar a las empresas en su proceso de crecimiento y ser útiles para la sociedad.

— Su presidente mantiene que desaparecerán muchos bancos. ¿Cuántos pueden caer en España?

El mundo ha cambiado y el sector financiero no es ajeno a estos cambios. Están entrando en el mercado nuevos actores que prestan diversos servicios financieros.

Se está formando una nueva liga de competidores y, en ella, participan las nuevas start-ups financieras, los grandes players de internet y los bancos físicos capaces de transformarse en una empresa digital. No todos los bancos podrán hacer frente a este gran reto de transformación y algunos desaparecerán.

En España, como consecuencia de la crisis, han desaparecido muchas entidades, se ha realizado un significativo proceso de racionalización de redes y se han conseguido importantes eficiencias. A futuro, la capacidad disruptora de la tecnología será un claro elemento de transformación y una oportunidad para el crecimiento y el aumento de la productividad.

— Ustedes tienen una enorme presencia en Cataluña. ¿Cómo está viviendo el banco, desde un punto de vista del negocio y de sus empleados, la situación actual?

Cataluña es un mercado muy importante para BBVA, con el que estamos totalmente comprometidos. En cuanto a la situación actual, creemos que la democracia se basa en el respeto a la ley y ofrece, dentro de la ley, los mejores cauces para resolver diferencias.

— El contexto que viven España y México, ¿les cambia el paso para lo que queda de ejercicio y el año que viene? ¿Puede que se reduzca la previsión de crecimiento de ambos países? ¿Y la de Turquía?

El crecimiento mundial ha mejorado y se situará en el rango del 3,5% en 2017 y 2018.

En España, los fundamentales son buenos y esperamos un crecimiento del entorno del 3,1% para 2017 y del 2,5% en 2018. Es cierto que, debido a los últimos acontecimientos, el crecimiento podría verse afectado el próximo año si persistiera la situación de incertidumbre.

En México, también existen incertidumbres ligadas a las negociaciones de NAFTA, que ha sido beneficioso para las tres economías que lo integran y si la racionalidad económica impera, se debería renegociar exitosamente.

Y, respecto a Turquía, hemos elevado nuestras perspectivas de crecimiento hasta el 6% en 2017 y continúan las buenas perspectivas económicas para 2018. Además, estamos muy contentos con el crecimiento y la aportación de Garanti al Grupo BBVA.

En cualquier caso, el Grupo BBVA tiene un modelo diversificado y estamos cómodos con nuestras inversiones en estos países.

— Si los clientes digitales y las ventas siguen aumentando a ritmos altos, ¿puede que sea innecesaria una red de oficinas como la de ahora y que se agrupen sucursales?

El cliente ya nos está pidiendo nuevas formas de interactuar desde cualquier lugar, en cualquier momento y a través de diferentes dispositivos, no solo en la oficina. La realidad es que han disminuido las visitas de los clientes a las oficinas y a día de hoy, en España, más del 25% de las ventas se realizan por canales digitales.

Dicho esto, la necesidad del contacto personal y de asesoramiento seguirá muy presente en un negocio como el nuestro, basado en la confianza. El gestor, en la oficina o en remoto, va a seguir siendo un punto de relación muy importante con los clientes.

El modelo de sucursal bancaria tal y como hoy lo conocemos, está llamado a transformarse. Vamos hacia un modelo de oficinas más grandes, los llamados Centro de Banca de Clientes (CBC), que tienen un servicio más especializado y ofrecen un servicio tanto presencial como remoto.

— ¿Pueden seguir el ejemplo de Atom y apostar por crear, comprar o participar en este tipo de bancos en otros países?

Aprender y colaborar con el mundo fintech es un eje importantísimo de la actividad del Grupo BBVA. Analizamos todas las nuevas iniciativas que aparecen en este nuevo entorno digital, como ha sido el caso de la participación en Atom en Reino Unido o la compra de Simple en EEUU. Colaboramos, invertimos y compramos empresas que complementan nuestra estrategia y aceleran nuestra transformación.

— ¿Cómo ve a los competidores no financieros que han irrumpido?

La tecnología está gestando una reconfiguración del sector. Cientos de nuevos entrantes están participando en cada eslabón de la cadena de valor de la banca, ofreciendo un salto en diseño, eficiencia e información.

Con nuestra estrategia de colaboración con el ecosistema digital, pretendemos aprender e incorporar las mejores prácticas de estas entidades y de esta manera conjunta poder innovar y ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes

Hacia adelante, es necesario que la banca tradicional, el mundo fintech y los reguladores trabajen juntos para facilitar la transformación de los servicios financieros, en igualdad de condiciones para todos.

NOTA: La entrevista completa se puede consultar en el número 500 de la revista Banca 15.

Se necesita un mensaje!