DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Los reguladores se centran más en el cliente que en los bancos

Entrevistas | Jacobo Miralles, director de inteligencia de negocio de  Bnext

Bnext ha roto moldes y desconfianzas y sigue pulverizando sus propias previsiones. No son un banco tradicional pero ya tienen miles de cuentas que disponen de una tarjeta activa y con transaccionalidad.

Por José María Lanseros

Bnext ha roto moldes y desconfianzas y sigue pulverizando sus propias previsiones. No son un banco tradicional pero ya tienen miles de cuentas que disponen de una tarjeta activa y con transaccionalidad, destaca el director de inteligencia de negocio de Bnext, Jacobo Miralles, en esta entrevista concedida a Banca 15.

— El contexto ha cambiado mucho para ustedes en tres meses

Sí, la verdad. Hemos crecido en todos los ámbitos y si hablábamos de 6.000 usuarios hace tres meses, ya estamos 35.000 clientes activos, 55.000 registrados y un total de 40 millones de euros movidos, transaccionados, en cuentas de Bnext. Le daré un dato, en julio, una de las semanas, hicimos en cuatro días más clientes que en cuatro meses. Superamos por mucho el objetivo de 20.000 cuentas en julio y seguro que siguiendo el crecimiento que hemos tenido, cumpliremos la meta de tener 60.000 cuentas a final de este año.

Es un dato a tener en cuenta el número de tarjetas de Bnext activas (casi el 70% de los usuarios registrados tiene una tarjeta activa con al menos 25 euros) pero lo importante es la transaccionalidad semanal y estamos moviendo más de tres millones a la semana con nuestra tarjeta, muy por encima de lo que esperábamos. La gente mantiene el uso semanal de las tarjetas a medida que avanzan las semanas, que es lo complicado.

— ¿A qué se debe el subidón experimentado por Bnext en tan poco tiempo?

El producto que hemos lanzado encaja con lo que necesita el mercado y también nos ha ayudado nuestra manera de hacer las cosas, ya que hemos apostado por un medio que se usa mucho en Estados Unidos (EE UU), que es que en lugar de esperar dos años a tener el modelo de negocio perfecto, la plataforma perfecta, nosotros salimos en octubre con un producto que no era perfecto pero que nos permitió escuchar al mercado, escuchar a los clientes qué es lo que necesitaban, y desde enero lo que hemos hecho es adaptar el producto a las necesidades de los usuarios en lugar de pensar que podíamos sacar el producto perfecto por nuestra cuenta.

— ¿Esto lo habían testado antes?

Al ser los primeros que hacíamos esto en España, las hipótesis no servían. Hicimos una investigación de mercado muy extensa y unas hipótesis, lanzamos la cuenta y la mayoría de las hipótesis quedaron derrumbadas por la fuerza del mercado, que es sabio. Entonces, lo que hacemos es escuchar al mercado, a los clientes, analizamos los datos y nos adaptamos a los usuarios.

— ¿Ha cambiado mucho la tipología del cliente desde el inicio del proyecto de Bnext en el mercado hasta hoy?

Nuestra estrategia de comunicación y nuestro propio producto parecía que iba más orientado a un público muy joven, teníamos en la cabeza que serían personas de una edad comprendida entre los 25 y los 30 años, pero los datos nos demuestran que son algo más mayores, siendo la medida de edad de nuestros usuarios de 31-32 años.

Lo que hemos analizado es que hay varias tipologías de uso: el viajero, que es un usuario que llega a Bnext por los viajes, porque no se le cobran comisiones, hasta 2.000 euros en gastos y hasta 500 euros cuando saca dinero en cajeros del extranjero, el usuario que quiere controlar sus finanzas, que mete en Bnext un dinero al mes y usa nuestra tarjeta para controlar su dinero —aparte de que le ofrece una interfaz mucho más agradable— y los que están más preocupados por los gastos y los descuentos que tenemos en distintas entidades.

— ¿Cómo lograron el apoyo de inversores potentes en esta ronda de financiación?

Levantamos un millón y medio de euros y todos fueron inversores internaciones. Nuestros principales competidores en nuestro modelo de negocio son los bancos, y la intensidad en capital es muy alta. Los inversores internacionales son los que están acostumbrados a meter su dinero en modelos más arriesgados, o donde el retorno de la inversión tarda más en llegar, y por otro lado, son los que si en un momento dado hay que inyectar una gran cantidad de capital, van a ser capaces de aportarla y mantener su posición en el capital de Bnext.

En Bnext hemos conseguido inversores que han puesto dinero en alguna de las empresas más innovadoras del planeta e inversores que entienden muy bien el negocio financiero, y este negocio relacionado con la parte tecnológica.

Estos inversores nos ayudan en la parte relacionada con el capital, pero sobre todo, lo harán en la parte estratégica para convertirnos en una empresa de referencia en el mercado que está en España, y sobre todo, a nivel internacional.

NOTA: La entrevista completa se puede consultar en el número 518 de la revista Banca 15.

Se necesita un mensaje!