DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA prevé un repunte del consumo del 2,6% en 2018

Informes | Perspectivas

29_situacion-espana-1t-2018.jpg

Renta, riqueza inmobiliaria y financiación impulsan la recuperación del gasto de los hogares, según el servicio de estudios de la entidad.

Las perspectivas del consumo privado son positivas, según BBVA Research. El servicio de estudios de la entidad prevé que el crecimiento del gasto de los hogares repunte hasta el 2,6% en 2018 y se ralentice hasta el 2,1% en 2019. Los fundamentos del consumo continuarán mostrando signos de fortaleza. El impulso fiscal incorporado en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 compensará la desaparición de los factores transitorios que incentivaron el gasto en el pasado, como la moderación de los precios del petróleo, y las repercusiones de la incertidumbre sobre el consumo.

El consumo privado sorprendió al alza en el primer trimestre de 2018 al avanzar el 0,7% trimestral. La evolución positiva del componente salarial de la renta, la riqueza inmobiliaria y la financiación al consumo, junto con la mejora de las expectativas de los hogares sobre su situación económica, compensaron el descenso de las cotizaciones bursátiles. La información disponible del segundo trimestre sugiere que el consumo privado habría mantenido el ritmo de crecimiento.

El consumo privado perdió protagonismo durante 2017. Así, el gasto de los hogares habría crecido el 2,5% el pasado año, medio punto menos que en 2016. Su avance se ralentizará hasta el entorno del 2% en el bienio 2018-2019 por el menor impulso de sus determinantes y las repercusiones de la incertidumbre de política económica.

Los bienes duraderos abanderaron la recuperación del consumo. Ejemplo de ello es la demanda de turismos, que ganó tracción hasta superar las 111.000 unidades vendidas al mes entre enero y junio, lo que anticipa un crecimiento del 9% de las ventas en 2018 hasta 1.340.000 unidades. En 2019, el incremento del PIB por habitante y el descenso de la tasa de paro perderán aliento lo que, unido al ligero repunte de los precios de financiación, moderará el avance de las matriculaciones hasta el entorno del 2%.

Las matriculaciones de motocicletas retomaron su senda de crecimiento en el primer semestre. Tras descender el 10% en 2017, se superó la cifra de 64.500 unidades entre enero y mayo de 2018, 11.000 más que el mismo periodo del año anterior. Las estimaciones de BBVA Research sugieren que la demanda continuará aumentando en la segunda mitad del año y cerrarán 2018 con 166.000 matriculaciones. Las ventas rozarían las 175.000 motocicletas en 2019.

La complementariedad con la demanda de vivienda y el avance de la capacidad adquisitiva de los hogares incentivaron las ventas de muebles y electrodomésticos en el 1S18 y lo continuarán haciendo a medio plazo. La demanda de artículos de línea marrón también repuntó, favorecida por el impulso comercial que tradicionalmente precede a la celebración de un evento deportivo de magnitud, como el Campeonato Mundial de Fútbol. Sin embargo, la convergencia a los niveles de consumo precrisis todavía se encuentra lejos. Las ventas de muebles tan solo han recuperado una quinta parte de la caída experimentada durante la crisis y las de electrodomésticos, tecnología y electrónica de consumo, alrededor del 70%.

Vehículo autónomo

La evidencia disponible indica que la adopción del vehículo autónomo podría tener un impacto significativo sobre la economía, más allá de sus consecuencias sobre el sector de la automoción. Pero para explotar las oportunidades que ofrece la movilidad autónoma, la economía española debe afrontar retos notables; entre ellos, la incertidumbre que los vehículos autónomos generan en la población. Los resultados sugieren que las reticencias de los consumidores españoles ante la movilidad autónoma se fundamentan en la percepción de inseguridad. Aunque el consenso sobre los efectos beneficiosos de la implantación del vehículo autónomo para la accidentalidad es amplio, los eventuales fallos de seguridad y la participación en accidentes de tráfico deterioran su imagen, como confirma el análisis de sentimiento realizado a partir de la explotación de la base de datos GDELT.

Crecimiento de la financiación

La nueva financiación al consumo ha aumentado a tasas de dos dígitos desde 2013, impulsada por el avance de las operaciones a medio y largo plazo. Como resultado, el endeudamiento de los hogares alcanzó el 11,4% de su renta disponible en el primer trimestre de 2018. El paradigma del hogar que financia su consumo está encabezado por un hombre, entre 30 y 50 años, español, que vive en pareja, ocupado y residente en el litoral mediterráneo. Aunque todos los grupos poblacionales han incrementado su endeudamiento desde 2015, el repunte de la financiación ha sido mayor entre las mujeres, los menores de 30 años y los mayores de 60, los extranjeros, los que viven en pareja, los ocupados, los jubilados y los residentes en las comunidades autónomas del centro y sur de la península.

Las perspectivas del consumo privado son positivas

Se prevé que el crecimiento del gasto de los hogares repunte hasta el 2,6% en 2018 y se ralentice hasta el 2,1% en 2019. El avance de la renta disponible real superaría el 2% en ambos años, favorecido por la creación del empleo y el impulso fiscal incorporado en los Presupuestos Generales del Estado para 2018. La riqueza inmobiliaria también ganaría tracción, en línea con el crecimiento del precio de la vivienda. La financiación al consumo continuaría aumentando, aunque a un ritmo menor que en el bienio 2016-2017. Por el contrario, se espera que la contribución de la riqueza financiera al incremento del gasto sea menor que en 2017 y que el repunte de la incertidumbre de política económica desde el último trimestre del pasado año repercuta sobre el consumo de los hogares en 2018 y 2019 y condicione la trayectoria descendente de su tasa de ahorro.

Se necesita un mensaje!