DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA estima que el stock de crédito no será positivo hasta 2019

Informes | Análisis

9_IMG_20180717_123409.jpg

El servicio de estudios de BBVA mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB para España: un 2,9% para 2018 y un 2,5% para 2019.

BBVA presentó una nueva edición de "Situación España". El servicio de estudios del banco mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB para España en un 2,9% para 2018 y un 2,5% para 2019.

En cuanto al crédito, el stock de crédito al sector privado intensificó su caída en abril un 3,3% año contra año, "fundamentalmente por la venta de carteras de crédito inmobiliario y el vencimiento de créditos asociados al fin del programa de TLTRO", señalan desde BBVA. "Es probable que el saldo de crédito siga cayendo durante este año y que solo a partir de 2019 empiece a haber en el conjunto un crecimiento sostenido", afirmó en rueda de prensa el economista jefe de BBVA para España, Miguel Cardoso.

En este sentido, el informe señala que " las nuevas operaciones de crédito concedidas han acelerado el paso y avanzan un 13,6% en el acumulado de los primeros cinco meses del año, si bien, se observa cierta heterogeneidad en la tendencia, ya que las operaciones de financiación a empresas de más de 1 millón de euros, aceleran su tendencia positiva hasta el 14,7% año contra año las operaciones a empresas inferiores a 1 millón han ido perdiendo dinamismo y solo han aumentado el 7,8% hasta mayo, año contra años". En las operaciones a familias, también se ha observado una importante recuperación del flujo de crédito, con un aumento del 24,3% a/a en el mismo periodo.

"Es inminente el aumento del crédito a las familias y venimos observando un fuerte incremento del saldo del crédito a consumo y, sin contar el crédito al sector inmobiliario y a intermediarios financieros, el crédito a las empresas empezará a mostrar crecimiento en la segunda parte de este año", auguró Cardoso.

En lo que tiene que ver con el precio, el del crédito nuevo "se mantiene en mínimos, favorecido, nuevamente, por el mantenimiento del euríbor en niveles reducidos, las mejores condiciones de liquidez para los bancos -gracias, en parte, a las subastas del BCE-, la contención del riesgo soberano y el menor riesgo de crédito afrontado por las entidades. "Además, parece que algunas carteras han alcanzado un suelo en un entorno de estrechamiento de los márgenes de intereses y de cambios en la estructura de plazos. Asimismo, los tipos de interés de los préstamos para la adquisición de vivienda (2,18% TAE promedio en mayo), muestran una clara resistencia a continuar disminuyendo, dada la creciente importancia que están cobrando las hipotecas a tipo de interés fijo".

PIB y riesgos

La economía mundial continúa creciendo pero con ciertas señales de moderación, una divergencia entre grandes áreas económicas y cierta desaceleración entre las economías de la eurozona. Esta es la valoración que hizo el economista jefe de BBVA, Jorge Sicilia, quien agregó que "en este contexto internacional, la economía española mantiene su tasa de crecimiento alrededor del 3% pero con una composición menos virtuosa de la demanda agregada que en los trimestres anteriores".

El informe de Situación España confirma que, aunque con una composición de la demanda algo menos virtuosa que en años anteriores, el crecimiento del PIB se mantiene fuerte y podría alcanzar un 0,8% t/t en el segundo y tercer trimestres de 2018. Esta solidez en el desempeño de la actividad económica se explica, primero, por la continuación del crecimiento del gasto en consuumo de las familias, a pesar del debilitamiento de algunos de los soportes que lo venían apoyando; y segundo, por el aumento de la contribución del sector de la construcción gracias a la recuperación paulatina de la inversión residencial y a que el gasto en capital público comienza a revertir las pérdidas observadas durante el periodo de reducción del déficit.

Sin embargo, las exportaciones de bienes y la inversión en maquinaria y equipo han mostrado una fuerte desaceleración en la primera mitad del año. Respecto a los flujos comerciales, el informe destaca que son varios los factores que han afectado a la competitividad de los productos españoles como, por ejemplo, la apreciación del tipo de cambio del euro frente al dólar en la segunda mitad de 2017 o el incremento en el precio del petróleo. A esto se suman un entorno de menor crecimiento en algunos de los principales socios comerciales del país y ciertos problemas de oferta en sectores específicos.

"En definitiva, en el primer semestre de 2018 se mantiene la aportación del consumo privado, crece la de la construcción y se reduce la de los sectores enfocados a la demanda externa".

De cumplirse el incremento del PIB en un 2,9% en 2018 y un 2,5% para 2019, "la tasa de paro se situaría en el entorno del 13,5% en 2019, lo que implicaría la creación de 880.000 puestos de trabajo a lo largo de los dos próximos años, según el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech.

Impuestos

En lo que tiene que ver con los nuevos impuestos anunciados por el Gobierno, el economista jefe de BBVA, Jorge Sicilia, dijo que todavía es pronto para valorarlo, a falta de conocer las condiciones concretas que permitan hacer predicciones, pero indicó que "preferimos impuestos que no sean finalistas" y agregó que señalar a sectores con impuestos concretos -en referencia al impuesto a la banca anunciado- supone transmitir el mensaje para reducir el consumo en dichas empresas. "En general no estamos cómodos con estos modelos", manifestó Sicilia.

Se necesita un mensaje!