DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Laboral | Empleo

La mitad de las horas no trabajadas se debe al estrés

61_111.jpg

Según un estudio del sindicato FINE, son más de 10 millones las horas anuales no trabajadas, mientras que en los últimos 20 años la productividad del sector ha crecido un 428%.

El I Estudio ‘Empleo postcrisis en la Banca Española’ elaborado por Federación FINE concluye que “despedir a los trabajadores ha sido la mejor inversión de la Banca en los últimos años”.

El autor del estudio José Manuel García Diego destaca “las consecuencias que esta situación tiene en términos de salud y también para las arcas del Estado”. Para el responsable del Área de Estudios de FINE, “el absentismo en el sector financiero registra en la actualidad una pérdida de 4,44 horas por trabajador y mes”. Es preciso tener en cuenta, añade García Diego, que “por nuestra información y experiencia, más de la mitad de las bajas están causadas por el estrés laboral, habida cuenta de que estamos hablando de un sector en el que no existen prácticamente los accidentes de trabajo”.

La rentabilidad económica ha pasado a ocupar el primer lugar en la lista de prioridades de los gestores económicos “sin tener en cuenta ni a los empleados ni a la sociedad”, subraya el presidente de FINE. En ese sentido, explica Rodríguez Alfayate, “la sociedad ha perdido buena parte del retorno de beneficios que aportaban las Cajas de Ahorros, valorados en más de 2.000 millones de euros”. “Los beneficios que ahora se reparten en forma de dividendos a los nuevos accionistas, han venido a sustituir a la propia sociedad como destinataria de los beneficios de estas entidades”, incide José Manuel García Diego.

Al respecto, el presidente de Federación FINE, Luis José Rodríguez Alfayate, asevera que el informe “desmonta el argumento de que se destruye empleo porque se cierran oficinas bancarias y, a su vez, se cierran sucursales porque el negocio ha bajado de forma alarmante”. “Eso no es cierto y con este estudio, elaborado por FINE, queda claro que todos, empleados y ciudadanos en general, hemos perdido con la crisis, excepto los propietarios del capital de la banca”, declara Alfayate. "En FINE lamentamos que ese importante incremento de productividad se deba a “prolongaciones de jornada salvajes por parte de los empleados que mantienen su puesto de trabajo, ante el temor a formar parte de la lista de despedidos”.

La exclusión financiera es otra de las consecuencias de esta nefasta política aplicada durante estos años. La supresión de sucursales, especialmente en el medio rural, ha dejado desabastecidos a multitud de pueblos por toda la geografía nacional que, actualmente, ya no disponen de este ‘servicio público’ ni se les facilita el acceso a las entidades financieras de forma personal.

Por el contrario, “la banca utiliza a los clientes para justificar el despido de empleados”, señala José Manuel García Diego, cuando “en realidad, los ciudadanos también están padeciendo los perversos efectos de esta situación”.

El estudio concluye que los stakeolders, o partes interesadas en un escenario de Responsabilidad Social Corporativa, “han sufrido un detrimento importante en sus expectativas”.

En esa línea, el informe de FINE indica que “el Estado ha pagado a parados que no debieron serlo, ha dejado de recaudar IRPF y cuotas a la Seguridad Social así como Impuestos de Sociedades, los clientes han visto la calidad del servicio deteriorada, y los empleados se han visto en la calle o con sus salarios recortados, siendo los propietarios del capital de la banca los únicos beneficiados”.

Es la organización sindical independiente más grande del sistema financiero español. Agrupa a más de 30.000 afiliados de una veintena de sindicatos independientes con un único fin: la defensa de las plantillas del sector, sin dependencia de intereses políticos, económicos, ideológicos o de cualquier otra índole.

Se necesita un mensaje!