DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Laboral | Negociación

El Santander pacta con los sindicatos el ajuste en los servicios centrales por la compra de Popular

88_ffff.jpg

Habrá 1.100 salidas entre prejubilaciones y bajas, lo que supone reducir hasta en un 25% la propuesta inicial de extinciones. Las condiciones de salida son "iguales" a las del expediente de 2016 en Banco Santander.

Tras la última oferta del Banco Santander para rebajar la edad de las prejubilaciones hasta 50 años, la entidad y los representantes de los trabajadores del Popular han llegado a un acuerdo sobre las condiciones del ERE en los servicios centrales, un proceso al que se podrán apuntar tanto empleados del Santander como de Popular. El número de salidas se ha reducido finalmente a 1.100 frente a las 1.585 anunciadas en noviembre, que se dividirán entre prejubilaciones, que pagarán el 80% del salario bruto, y bajas incentivadas, donde la indemnización será de 40 días por año trabajado.

Estas condiciones son muy similares a las ofrecidas en el ERE que acometió el Banco Santander el año pasado. Así, los que acepten prejubilarse seguirán cobrando el 80% del salario bruto hasta que se jubilen a los 63 años, más una prima para los que se apunten voluntariamente de 14.000 euros, a los que se sumarán otros 2.000 por trienio acumulado en el banco.

El punto que ha determinado que el acuerdo se lograse con rapidez es que la edad de las prejubilaciones se rebaja ahora y se establece que entren los empleados con 50 años, cuando en 2016 se quedó en 55. El colectivo de entre 50 y 54 años ya no tendrá que apuntarse a las bajas incentivadas, sino que también podrá retirarse con el 80% del sueldo durante ocho años y con un tope de 380.000 euros. Como en el caso de los mayores de 55, habrá una prima de voluntariedad de entre 19.000 y 30.000 euros en función de la antigüedad, más los 2.000 por trienio.

Por tanto, la intención del Santander y los sindicatos es que el grueso de la reducción de empleo se realice mediante prejubilaciones. La cifra que quede por cubrir hasta llegar a 1.100 corresponderá a bajas incentivadas entre los menores de 50 años, para las que las condiciones son una indemnización de 40 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades, lo que supone el doble de la indemnización legal vigente, y primas de 500 euros por año de antigüedad con un máximo de 30.000 euros. Aquí también se aplicará el plus de 2.000 euros por trienio, siempre que la baja sea voluntaria.

Para alcanzar el acuerdo de este martes, el Santander ha rebajado el número de salidas en 100 trabajadores respecto a su propuesta del lunes, por lo que el número definitivo queda en 1.100. A cambio, se eleva a 675 el número de empleados que tendrán que recolocarse en otras áreas del banco, incluyendo aquí empleados del propio Santander, no solo del Popular.

De esta forma, los servicios centrales del Popular, donde trabajaban unas 2.000 personas, quedarán reducidos a su mínima expresión, como es habitual en las adquisiciones de entidades; es la forma de lograr sinergias de costes. Ahora bien, todavía queda pendiente la reducción de empleo en la red de oficinas del Popular, donde hay otros 8.000 empleados.

CC OO ha aprovechado para pedir a Banco Santander y Banco Popular la liquidación de las dos pagas pendientes del Convenio correspondientes a 2016 para toda la plantilla y el Banco se ha comprometido a darnos una respuesta.

Las partes se han emplazado para una última reunión para proceder a la redacción final del acuerdo y su firma, para el próximo día 12 de diciembre.

Se necesita un mensaje!