DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Joan Sierra (Comisiones Obreras): el ajuste en el sector no ha terminado

Laboral | Análisis

89_sierra.jpg

No es descartable que pueda tener una incidencia negativa en lo referido al empleo, señala en un artículo el número uno de CC OO en el sector financiero.

En un texto, el secretario general de la Agrupación del sector financiero de Comisiones Obreras (CC OO), Joan Sierra, que a 31 de di­ciembre de 2008, el sector empleaba a una plantilla de 270.855 personas y a 31 de diciembre de 2017 esta cifra se ha reducido hasta las 187.450 personas empleada y esta cifra ha aumentado y seguirá aumentando porque “el proceso de concentración y lo que los bancos denominan reducción de la capacidad instalada aún no ha terminado.

No ha finalizado porque está en marcha la ejecu­ción de diversos ERES (Santander-Popular, Bankia, Ibercaja, Liberbank y EVO Banco) que van a suponer la salida durante el año 2018 de, al menos, 3.000 personas y puede haber más ajustes derivados de que pese a la reducción del número de entidades, las que quedan y dependen principalmente del negocio tradiciona podrían ver en peligro su continuidad en solitario por un entorno general de baja rentabilidad del negocio bancario motivado por la falta de capacidad para generar mayores ingresos que compensen los bajos tipos de interés y porque, además, ya se agotó el recorrido de la posible reducción de los costes financieros así como de la enajenación de activos".

En este contexto, destaca Sierra que “cuando aún no ha concluido el ajuste en el sector, se abre un nuevo frente; la digitalización que además de precisar de unas cuantiosas inversiones para su implantación, supone un cambio sin precedentes que afecta a la relación con la clientela, la irrupción de una competencia que rompe los esquemas que hasta ahora regían en la banca y que va a tener ?lo está teniendo ya- importantes efectos en la organiza­ción del trabajo.

Estima el número uno de CC OO en el sector financiero que “aunque pensemos que la digitalización lo que más va a cambiar es la manera de trabajar, no es descartable que pueda tener una incidencia negativa en el empleo” y considera que “para encarar todo esto, contamos con un modelo de negociación colectiva del sector financiero, con el nudo troncal que son los convenios sectoriales de Banca, Ahorro y Cooperativas de Crédito, que nos ha servido de colchón para amortiguar en parte el golpe puesto que, de forma mayoritaria y sin obviar lo dolorosa que ha sido la reestructuración en el sector, hemos podido afrontarla de manera or­denada y negociada y, aunque no ha estado exenta de fuertes tensiones, se han evitado en gran medida los aspectos más traumáticos para las plantillas.

Agrega el sindicalista que “este proceso de ajuste drástico, también ha ido acompañado en paralelo de una pérdida total de la reputación de la banca en general y, aunque no todas las direcciones de las entidades hayan actuado de la misma manera con malas prácticas -en ocasiones delictivas-, el manto de desprestigio se ha cernido injustamen­te sobre la profesión, sin distinguir a los verdaderos responsables” siendo los empleados los que daban la cara ante una indignada clientela para responder por las decisiones tomadas por las direcciones de algunas entidades, y de las que los trabajadores no son en absoluto responsables.”

Por ello, CC OO ha propuesto “establecer códigos deontológicos de la profesión, incorporando artículos al respecto en el Convenio de Banca y en el de Cooperativas de Crédito porque aunque la conducta profesional de las plantillas ha sido y sigue siendo intachable, éstas no disponen de mecanismos para denunciar las presiones por parte de determinados superiores sin que ello su­ponga poner en riesgo el propio puesto de trabajo”

Anon: Con este interlocutor no es necesario que hablen las empresas. 18 Junio 2018
Se necesita un mensaje!