DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Tatum: el sector financiera seguirá eliminando empleos

Laboral | Ajustes

56_inem.jpg

Las plantillas de las entidades financieras se han reducido en un 30,8% desde 2008, un total de 83.400 empleados menos y el volumen de negocio total ha disminuido un 19%.

Desde el año 2008 hasta diciembre de 2017, la red de oficinas bancarias en España se ha reducido en un total de 18.342 oficinas, el 40,2% del total de la red nacional. Se espera que entre 2018 y 2019 este dato se incremente de forma significativa debido en gran medida a la integración del Banco Popular en el Banco Santander, según señala Tatum, empresa de consultoría experta en transformación de redes comerciales y personas, en su nuevo informe “Panorama actual del Sistema Financiero Español 2018” la evolución del sector en la última década: el mapa de entidades, la transformación en las redes de oficinas bancarias y las nuevas formas de comercialización.

Menos empleos

En el informe señalan que "la reducción de las plantillas ha sido de un 30,8% (frente al 40,2% de oficinas), por lo que puede esperarse que el sector se reajuste a un dimensionamiento más acorde a sus necesidades de costes, población y tecnología. Es decir apuestan por reducir rl ratio de empleados por oficina, que a finales de 2017 fue de un 6,9, un 16% superior al observado en diciembre del año 2008 (5,9).

En el período 2008 – 2017, la reducción de plantilla (30,8%) ha sido menor que la del número de oficinas (40,2%), “por lo que pueden esperarse mayores ajustes de plantilla hasta que el sector logre reajustarse a un dimensionamiento más acorde a las necesidades de costes, población y tecnología”, auguran.

Sucursales

Por otro lado, el Índice de Penetración Bancaria (IPB), definido como el número de oficinas por cada mil habitantes ha disminuido desde 2008 un 0,41 puntos porcentuales. Analizando el ratio en sentido contrario, el número de habitantes por cada oficina bancaria se ha incrementado en un 70% desde el comienzo de la crisis y solo en el último año ha registrado un aumento del 5,1%.

Por provincias, Barcelona y Castellón son las provincias con mayor porcentaje de cierre de oficinas, superando el 50%. Le siguen Tarragona y Gerona, con un 49,3 y 48,7% respectivamente. Madrid ha alcanzado un descenso del 44%, lo que ha supuesto el cierre de 2.654 oficinas, solo superado en términos absolutos por Barcelona (3.100 oficias cerradas).

“Aunque el cierre de oficinas ha sido generalizado, ha tenido distintos grados de intensidad en las provincias españolas y, según el análisis realizado por Joaquín Maudos, director adjunto del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), en su publicación “El acceso a los servicios bancarios en España. El impacto de la reducción del número de oficinas”, ha causado que en 4.114 municipios españoles (50,7% del total), no haya ninguna oficina bancaria. Esto supone que 1,256 millones de ciudadanos no tienen acceso a las sucursales en el municipio donde residen”

La Comunidad Autónoma que más está sufriendo este problema es Castilla León, donde un 16% de su población no tiene sucursal en el municipio en el que reside. Y el problema es incluso más acentuado en las provincias de Zamora, Segovia y Ávila, donde más de la quinta parte de sus habitantes tiene que trasladarse fuera de su localidad para acceder a una sucursal bancaria.

Esta situación ha generado otros modelos de prestación de servicios financieros, como los autobuses-oficina, u “ofibuses” como los llama Bankia, que van rotando por estos municipios rurales.

Otra iniciativa que se están planteando algunos bancos es la “oficina multimarca”, aunque aún se está analizando cómo integrar las diferentes operativas de cada banco.

En cualquier caso, esta ‘exclusión financiera’ es un tema que preocupa y al que se le está buscando solución.

Dentro de la reestructuración y el cierre masivo de oficinas han surgido nuevos modelos de comercialización apostando por potenciar su red de agentes financieros. Estos son personas físicas o jurídicas que actúan por cuenta de una entidad de crédito sin pertenecer a la misma. Bankinter fue una de las primeras entidades en apostar por este modelo y cuenta ya con 378 agentes. El ranking lo lideran BBVA, con 2.777 agentes y Banco Santander, con 865 agentes.

Los gestores digitales también han tomado fuerza en este proceso de transformación, siendo un servicio de atención personalizada que ayuda a resolver todas las gestiones a través del teléfono, videollamada, online, etcétera.

Se necesita un mensaje!