DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El 40% de los trabajadores no está motivado

Laboral | Análisis

43_quemado.jpg

La consultora de Recursos Humanos y Selección Hays ha presentado la primera edición del informe "What Workers Want".

La consultora de Recursos Humanos y Selección Hays ha presentado la primera edición del informe What Workers Want, en el que se pone el foco en el empleado y ofrece una visión más amplia de la situación y la voluntad de los trabajadores en nuestro país. Para elaborar este estudio se ha contado con las respuestas y opiniones de más de 5.600 trabajadores y más de 1.300 empresarios, así como de 39 Universidades, 37 escuelas de negocio y centros de posgrado y 4 centros de formación profesional (FP).

El informe se centra en el llamado Ciclo de Vida Laboral, que empieza el día en el que el trabajador entra en el mundo laboral con la búsqueda e incorporación del primer empleo y finaliza con la jubilación, para analizar todos aquellos aspectos que los trabajadores tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre si permanecen en un trabajo o cambian de empleo o proyecto, y todos los factores que influencian estas decisiones, como el salario, el encaje cultural, el desarrollo profesional o la conciliación.

"Dedicamos entre un 10% y un 12% de nuestras vidas al trabajo, y aunque parezca poco, en la práctica son muchas horas dedicadas a ello, sobre todo ahora que con la tecnología cuesta más desconectar y que esa dedicación se acaba alargando a la vida personal", señalan.

Al 51% de los profesionales españoles les gustaría trabajar a lo largo de su vida laboral en entre 5 y 10 empresas, aunque en posiciones concretas como los roles de ventas, ingenieros o informáticos cuya rotación es aún más elevada. Cada cambio de empresa o proyecto supone un importante proceso de toma de decisiones. En el momento en el que el empleado deja de estar motivado con su trabajo, algo que según el informe revela le ocurre a cada 4 de 10 empleados actualmente, decide realizar un cambio en su carrera y vuelve a encontrarse en el punto de partida de este ciclo de la vida laboral.

Si las empresas quieren combatir la alta rotación, atraer talento y retener a sus empleados, deben saber qué es importante para los trabajadores y cuáles son sus prioridades para mantener a sus plantillas motivadas.

Nuevo empleo

La primera fase del ciclo de vida laboral es la búsqueda, ya sea de un primer empleo o de un cambio de proyecto. El 44% de los encuestados valora el salario como el aspecto más importante a la hora de seleccionar un nuevo empleo, aunque el 84% de los profesionales tienen en cuenta los beneficios no salariales a la hora de valorar un cambio de empleo. De hecho, el salario prima siempre solo para el 28% de los empleados, un porcentaje que desciende al 22% para los desempleados que buscan trabajo.

El 92% de los profesionales ha rechazado alguna oferta, principalmente porque el salario era inferior a las expectativas (47%), seguido de las condiciones laborales (36%) y de haber aceptado otra oferta (27%).

Más allá del salario, los empleados también buscan un desarrollo profesional. Sin ir más lejos, más de la mitad (51%) rechazaría una oferta si la empresa no pudiera ofrecerle desarrollo profesional, un porcentaje que disminuye ligeramente en las mujeres (46%).

En el momento de las entrevistas, los temas más comentados por los profesionales son el salario de la posición (48% los hombres y 43% las mujeres), las oportunidades de evolución y progreso (44% y 36%), la reputación de y cultura de la empresa (35% y 29%) y los beneficios sociales asociados (15% para ambos).

En cuanto a las políticas empresariales, lo que más valoran los profesionales es la formación (65%), seguido de la salud y bienestar (60%), el trabajo flexible (54%), diversidad de género (39%, aunque si ponemos el foco en las mujeres, el porcentaje sube al 53%), y la Responsabilidad Social Corporativa.

Empresa

El 88% de las empresas valora más la experiencia de los candidatos que la formación, un dato positivo para la mayoría de los trabajadores, aunque perjudica a los jóvenes recién graduados, ya que no cuentan con ese conocimiento práctico, lo que provoca un elevado paro juvenil. Del 68% de empresas que ofrece prácticas, solo el 55% ofrece un plan de carrera al terminarlo.

Por parte de los trabajadores, el 65% tiene en cuenta el sueldo al buscar un nuevo empleo, aunque no es el único factor. De hecho, casi la mitad de los encuestados (47%) estaría dispuesto a cobrar menos a cambio de un mejor encaje cultural en una nueva empresa.

Cabe destacar también que, en un mundo inmerso en la digitalización en el que la tecnología difumina las fronteras del mundo profesional y el personal, y en pleno revuelo por la ley de registro horario y su aplicación práctica, el 80% de los trabajadores se sentiría atraído por una empresa que no permitiese los “fuera de hora”, entendidos como las horas extra, la revisión del correo o atender llamadas fuera de horas de oficina.

En cuanto a la tipología y tamaño de empresa, el 53% destaca el desarrollo profesional de las grandes empresas, el 47% valora el trato en las PyMEs, el 45% pone el foco en el tipo de desarrollo profesional que ofrecen las start-ups, y el 60% en la seguridad laboral del sector público y funcionariado.

Una vez las empresas ya han incorporado al candidato ideal (y el empleado ha encontrado un puesto que se ciñe a sus requisitos), deben saber cómo retenerlo para que su carrera profesional dentro de la compañía sea larga y eficiente. Si una empresa tiene a sus empleados satisfechos, le será más fácil retener el talento. Los aspectos más valorados por los profesionales para permanecer en su actual trabajo son, en orden de importancia, el salario, el desarrollo de carrera, la cultura y la reputación de la empresa, y los beneficios sociales.

Hay que tener en cuenta los motivos por los que un empleado se plantea cambiar de trabajo, para evitarlos si es posible. La primera causa de descontento es el crecimiento profesional (45%), seguido de la búsqueda de un reto más interesante (36%), mejorar económicamente (38%), la insatisfacción con la empresa (36%), o el desacuerdo con su filosofía (27%). Todo esto provoca que el 42% de los profesionales españoles haya dejado alguna vez un puesto de trabajo sin tener otras opciones confirmadas.

Referente al salario, es cierto que el año pasado, un 53% de los trabajadores esperaba un aumento salarial, aunque un 38% no lo pidió en ningún momento, por lo que aunque las empresas han de estar más pendientes de las necesidades de sus empleados, estos también se deben esforzar en comunicar mejor sus aspiraciones.

En cuanto al nivel que quieren alcanzar en su carrera, el 31% de los trabajadores aspira a ser senior manager, mientras que el 23% quiere llegar a alto directivo y sólo a un 16% le gustaría formar parte del Comité dec dirección de la empresa.

La gran mayoría de los profesionales en España, al ser promocionados, valora principalmente el aumento salarial y los beneficios sociales, seguido de la formación y las opciones de desarrollo. La gran parte de los encuestados esperan ser promocionados u obtener un aumento de responsabilidades cada 1 o 2 años. En este aspecto, las empresas están alineadas con la opinión de los trabajadores, ya que la mayoría de ellas considera necesario que los empleados estén entre 1 y 2 años en una posición antes de promocionarlos, aunque el aumento de responsabilidades suele ser más rápido en empresas con menor volumen de empleados, como la start-ups.

La mayoría de los factores que valoran los empleados para quedarse en una empresa coinciden con las razones por las que los candidatos se deciden por una oferta laboral en lugar de otra. Por eso es muy importante que las empresas sean transparentes y no mentir ni generar falsas expectativas durante el proceso de selección.

Se necesita un mensaje!