DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Rajoy no canta

Panorama | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

En definitva, Bárcenas es la madre —y el padre— de todas las corrupciones del PP. Lo peor es que era para beneficio propio

PUBLICADA EN LA REVISTA BANCA15 Nº 401

La visita de Mariano Rajoy a la factoría General Motors de Zaragoza fue un muy interesante alto en el camino. Desde luego, la presencia de nuevos modelos de automóviles en las fábricas multinacionales españolas viene de la flexibilidad laboral, asumida a la carta, y de acuerdo con todos. La reforma algo ha tenido que ver y nadie lo niega. Pero mientras tanto políticos de la oposición y la mayoría de la prensa le piden a Rajoy que cante, que interprete un aria agresiva respecto al malhadado “caso Bárcenas”. Pero Rajoy no está eso. Espera —lo decimos más abajo— que el desarrollo del proceso judicial arrincone al extesorero. Rajoy no va cantar.
Los telómeros
La muerte de Concha García Campoy, periodista ejemplar, abría una pregunta cazurra y desconfiada: “¿pero, verdaderamente, se cura el cáncer?” ¿Se curan algunos cánceres, muchos, pocos, ninguno…? Dicen que el estudio más avanzado y “posible” para llegar a la limitación del efecto destructor de las células cancerígenas, reside en los telómeros que son los extremos de los cromosomas… Su longitud es importante y esta decrece con el paso de los años. Y esa longitud aumentada produce juventud y se busca mantener a la gente más joven para no que no aparezcan a las células “irregulares”. Pero, ¿cuándo parezcamos más jóvenes o, incluso, lo seamos, habrá decrecido el efecto cruelísimo de una enfermedad que no cesa?

LLUVIA DE DEGRADACIONES

Y así la mañana de jueves 11 de julio —fiesta de San Benito, patrón de Europa—se abría con la nota negativa de Moody’s sobre Unicaja. Vendría más a lo largo de la jornada la rebaja de Liberbank. La literatura utilizada por Moody’s era confusa. E, incluso, se esperaba que hubiera más degradaciones a lo largo de la jornada. Para Moody’s, no valen los buenos augurios del BCE, de la UE y del FMI, sobre que las cosas se han hecho bien. Cada uno a lo suyo. Y así Moody’s y otras agencias de rating siguen manteniendo un matonismo en sus opiniones no vaya a ser que “sus víctimas” le pierdan el respeto. Es lo siempre.

EL PASTEL DE BÁRCENAS

Y en cuanto a Mariano Rajoy y al asunto Bárcenas, pues el presidente del Gobierno no va a ser el acompañante virtual del extesorero en su peregrinar por los juzgados y por las erizadas páginas de periódicos. Rajoy tiene aguante y espera que el mismísimo instalache de apropiaciones de Luis Bárcenas caiga por la investigación judicial, aun a sabiendas que pueda afectar a una parte del PP. Nadie va a conseguir que Rajoy se dé prisa, y menos ahora.

El “pastel” organizado por Luis Bárcenas en el interior del PP es de tal magnitud y zafiedad que produce lo que se llama “vergüenza ajena” a cualquier militante del partido. Una primera impresión es que la cuantiosa fortuna del extesorero, justificada por él de manera estúpidamente débil, es que afanaba para él la mayoría de lo que ingresaba. Y que mezclaba donaciones “más o menos santas” con un sostenido régimen de comisiones por favores pedidos y concedidos. Y que, en definitiva, Bárcenas es la madre —y el padre— de todas las corrupciones del PP. Lo peor es que era para beneficio propio y con un sistema piramidal de ayudas a los altos cargos del partido que hace que nadie se sienta seguro.

Y así Mariano Rajoy le convierte, tras el Congreso de Valencia, en su hombre de confianza pues se cree la película creada por propio Bárcenas de que lleva una política eficaz, realista, un tanto agresiva, pero absolutamente limpia para gestionar ayudas al PP y para la mejor explotación de sus cuentas. Rajoy se cree a pies juntillas de que los ricos no roban, no lo necesitan, y que Luis Bárcenas es multimillonario en euros gracias a sus conocimientos bancarios internacionales. El principio del fin de buen concepto que Rajoy tiene de Bárcenas es cuando reputados banqueros le comunican que el tesorero es un “corre-fondos” —un colocador al mejor postor— y que las cuantías con las que se mueve solo pueden venir de procesos ilegales, o de muchos premios de la lotería, o de un elevado número de herencias recibidas.

El nivel de engaño ejercido por Bárcenas es de tal naturaleza que ya todos en el PP quedan como tontos. Pero la dureza —desde luego justificada— con el caso Gürtel desplegado por la oposición y por la investigación muy agresiva de algún magistrado, recomienda a Génova no dar alas a mayores problemas. Y Rajoy, probablemente, por consejo de Javier Arenas prefiere tener a Bárcenas “a la vista” y de ahí el mantenimiento de la presencia del extesorero en Génova.

UNA PIEZA PROCESAL

¿Por dónde pueden ir las cosas? No es fácil el pronóstico. ¿Va a “cantar” don Mariano todo lo relativo a este culebrón creado en el interior del partido por alguien que quería enriquecerse a partir de los últimos estertores de la “cultura del pelotazo”? Es muy improbable. Y lo que espera es que la investigación de los jueces haga saber que Bárcenas es un “apropiador indebido”. Pero, claro, el desconocimiento de una trayectoria irregular tan larga tenderá a no eximir de responsabilidades a muchos, pero que a muchos, miembros del PP. ¿Está esperando Rajoy esa pieza judicial aneja a procedimiento que pueden dejar mejor las cosas? Pudiera ser. Pero donaciones oscuras sin reflejo fiscal comprometen aunque se sepa que han sido totalmente sustraídas del beneficiario primero previsto. Gran galimatías que habría que resolver pronto, aun con alguna perdida —de personas— grave y muy sentida.

LOS VIAJES DEL REY

Es lógico que hubiera gran expectación por el viaje del Rey Don Juan Carlos a Marruecos. Es, por un lado, la confirmación de su buen estado de salud y, por otro, la clara manifestación del deseo del monarca marroquí, Mohamed VI, de que sea Don Juan Carlos quien actúe como introductor y patrono de las relaciones económicas entre España y Marruecos. Y ello en unos momentos en que el vecino país está creciendo exponencialmente en las inversiones internacionales, y que tanto el Rey como el Gobierno marroquí quieren medir muy especialmente en estos momentos. Nuestras fuentes señalan que Marruecos aplaude la inversión española, pero que no quiere que sea vehículo de presión de cada Gobierno español de turno, circunstancia repetida que ha traído muchas tensiones en las últimas décadas. Pero queda claro que inversiones auspiciadas por la Marca España es un “presupuesto” que al Rey Mohamed le gusta.

Aunque nada se ha dicho, un viaje de Don Juan Carlos a Estados Unidos escenificaría muy bien para el presidente Barack Obama la nueva fórmula de colaboración militar dentro del llamado escudo de misiles, de cuyo desarrollo está muy contento Obama por la actuación y conocimiento de los equipos españoles con los norteamericanos en este asunto. Pero, además, el presidente norteamericano siempre ha buscado consolidar con España una relación “de orígenes”, similar o parecida a la que mantiene con el Reino Unido. Ese reconocimiento para España de país fundador tiene total aceptación entre la población hispana. Obama también desearía instrumentar algún tipo de apoyo para España en esta crisis. Sin duda, para él —y así se lo ha aconsejado “un millón de veces” el expresidente Clinton— Juan Carlos I sería el garante de un camino de colaboración muy especial. Pues ahora a esperar que se anuncie el viaje de Don Juan Carlos a Estados Unidos.


Tipos al descubierto

MARIO DRAGHI

En estos días, el efecto Draghi duró menos. Sus palabras de seguridad nos sirvieron para mantener las deudas periféricas debajo de los 200-300. Es posible que, ya, Mario Draghi, presidente del BCE, tenga que actuar ya más hablar.

GOIRIGOLZARRI

Es notable la inversión del presidente de Bankia de medio millón de euros en acciones del banco que preside. Y que lo haga en un momento, sin duda difícil, pero con la confianza puesta en el despegue de la entidad. El gesto se agradece.

Se necesita un mensaje!