DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

¿Ayuda europea para “todo” el paro español?

Panorama | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

El peaje encubierto europeo para españa sería un rédito político de enormes consecuencias para rajoy y de cara a los próximos comicios.

PUBLICADA EN LA REVISTA BANCA15 Nº 408

Un tema muy doloroso se enmarca en la actualidad de los últimos quince días. Y no es otro que el tratamiento que los diputados autonómicos infirieron a Rodrigo Rato en una comparecencia en el Parlamento de Cataluña sobre el asunto de Bankia. Y una de las intervenciones problemáticas: la imagen del parlamentario con una sandalia en la mano, y esgrimida de forma amenazante, mientras pregunta a ex gerente del FMI si tenía miedo, es de un gran dureza y totalmente alejada de la cortesía parlamentaria que ha de reinar en las instituciones democráticas.

Y está también como asunto muy repetido el encontronazo entre Luis de Guindos y la AEB por cuenta del desacuerdo del futuro nombramiento del nuevo presidente de la patronal bancaria, José María Roldan. Como tema principal de este relato la cuestión del paro en España. Su importante incidencia con casi cerca de seis millones de desocupados, en un momento que parece que la economía española se abre a tiempos de mejoras, pero que no podrán consolidarse con tales cifras de desempleados.

PARO: AYUDAS EUROPEAS

Y así, las notas —variadas— que inician la sinfonía de la mejora económica española indican que podría existir un peaje encubierto de la UE para ayudar a nuestro país a reducir considerablemente sus cifras de desempleo. Hemos dicho muchas veces aquí, que por debajo de un crecimiento del 3 por ciento no hay posibilidad de crear empleo. Y esa medida parece vigente. Pero el desmesurado paro español contamina grandemente las estadísticas comunitarias y también ciertos programas de crecimiento para los miembros de última hornada, como por ejemplo puede ser Polonia.

Para muchos, las medidas de Mario Draghi, la bajada de los tipos, favorecen muy directamente a España. Otros discrepan. Es normal. Además el cumplimiento por parte de nuestro país de las exigencias de ajuste fiscal, le pone como ejemplo ante otras actitudes más enrocadas como puede ser la de Francia, a quien Standard & Poor’s, le quitaba una letra de la Triple A y le echaba una buena bronca en los comentarios adicionales. Francia no rebaja su gasto, no privatiza compañías estatales de imposible gestión y no ha ejercido recorte social alguno.
La Unión Europea estaría intentando relanzar la imagen de España como país capaz de salir de sus problemas. Incluso, sin negar que la Alemania de Angela Merkel esté de acuerdo con esa campaña de publicidad, recela de que los avances españoles en la reforma financiera no pongan en evidencia lo poco que ha hecho la Republica Federal para arreglar el pertinaz problema de los Lander-banks. Y esa posibilidad produce muchas dudas en Berlín, en el palacio ultramoderno de la Cancillería.

El peaje encubierto europeo para España sería un rédito político de enormes consecuencias para el Gobierno de Rajoy y de cara a próximos comicios. Y si verdaderamente se consiguen ir reduciendo en cuantías importantes el número de desempleados en los próximos dos años dicho triunfo electoral sería indiscutible para dentro de un par de años. La realidad, no obstante, es que UE tiene que actuar sobre las cifras del desempleo español con eficacia. Las fórmulas pueden ser variadas pero no son desconocidas o raras.

LA CUMBRE DE PARIS

Mariano Rajoy era el invitado de primera línea en la cumbre parisina sobre el empleo juvenil, que es la segunda parte de la otra reunión mantenida en Berlín y que intentó movilizar a toda la Unión Europea respecto a esta tremenda lacra. España sin duda mantiene porcentajes superiores al 50% en el empleo juvenil, pero hay que decir que en toda la Unión Europea y, también, el Eurogrupo, las cifras del paro joven son muy altas. Se trataba de una cumbre europea de jefes de estado o de Gobierno de la UE y tienen confirmada su presencia 22 de los 28 mandatarios de la Unión, lo que da idea de la importancia, pues, del encuentro. A España con el 56,5% de paro juvenil le suponen ayudas por valor de los 1.800 millones de euros a aplicar en dos años y a partir del 1 de enero de 2014, cantidad que, entre otras cosas, puede ayudar a mejorar nuestras cifras de desempleo, además de atacar directamente el centro del problema.

Rajoy explicó la reforma laboral española y afinará su discurso respecto a la incidencia que dicha reforma puede tener en el menor de 25 años, que sin duda dará datos positivos. Las ayudas pueden traer una mayor velocidad en la obtención de puestos de trabajo para los jóvenes, que es de lo que se trata. Alguna fuente solvente de Bruselas nos comunicaba que Mariano Rajoy quiso obtener un compromiso de mayor apoyo —fondo, forma y cantidad— al empleo juvenil, para que las actuaciones de los próximos tiempos den mayor velocidad a la solución del problema. Y esta misma fuente señalaba que la cumbre se puede convertir en una de las más importantes de la agenda comunitaria y que el ambiente es muy positivo para ir creciendo en soluciones.
La mejor “explotación” de las participadas

Aludíamos a la mejora económica vislumbrada en estas últimas jornadas. Y hay algunos gestos por parte de la banca que merecen ser reseñados. Explotar las participadas sin vender la propiedad es los mejor que se puede hacer si los mercados “lo aguantan”. Y para ello dichos mercados deben reconocer la solvencia del emisor y derrochar confianza. Y eso es lo que ha pasado con una emisión de bonos de Repsol realizada por CaixaBank a cuenta de su amplia participación sobre la petrolera española. Los bonos tienen un cupón del 2,5 por ciento y suponen 594 millones de euros que van directamente a reforzar los ítems “solicitados” por la normativa Basilea III para la entidad que preside, Isidro Fainé. Decía su nota de prensa: “CaixaBank mantendrá su actual participación del 12,02% en Repsol, con sus derechos políticos, y su actual método de consolidación por puesta en equivalencia”. Ello expresa que no se mueve ni cuantía, ni porcentaje del capital de Repsol en los libros de CaixaBank. Y la entidad tendrá un 9% de core capital a 31 de diciembre. Perfecto.

CRECIMIENTO DEL 3%

Y era el presidente del BBVA, Francisco González, quien dio un dato muy bueno en una entrevista concedida a la cadena radiofónica Onda Cero. Y este no es otro que en 2014 se podría llegar al 3 por ciento de crecimiento del PIB si se realizan las reformas necesarias. Es sabido que a partir del 3 por ciento se puede crear empleo neto y, por supuesto, haber pasado ya el “tempo” de la destrucción de puestos de trabajo. Hay que añadir que el banco presidido por Francisco González mantiene un servicio de estudios de gran potencia y lo que es más: completamente abierto a la opinión pública como interlocutor válido. Otras grandes entidades —españolas y extranjeras— prefieren que sus “research teams” mantengan un plano de apoyo a la gestión y no irrumpan en al ámbito de las opiniones exteriores. Pero lo que está claro es que González y el BBVA mantienen un ejercicio constante de vigilancia y “validación” de los elementos macros que les prefiguran una información muy importante. Y si el presidente del BBVA afirma públicamente que podemos llegar al 3 por ciento de crecimiento hay que tenerlo muy cuenta.

EL NOMBRAMIENTO DE ROLDÁN

Estaba muy presente en la actualidad el polémico nombramiento anuncio de José María Roldán, antiguo director general del Banco de España, como futuro presidente de la Asociación Española de Banca (AEB). No será efectivo hasta que la patronal celebre su asamblea anual en abril. Y el nombramiento ha sido cuestionado por la Unión Europea, según parece y de lo que, hasta ahora, Luis de Guindos se hace fiel portavoz.
Pero no siempre ha sido así. Cuando se produjeron las ayudas para la capitalización de los bancos —procedentes de antiguas cajas— en manos del FROB, y dichas entidades quedaron sanas y, por tanto, lógicamente, operativas, a alguien en el ministerio de Economía se le ocurrió —y el señor De Guindos en un primer momento no desmintió— que una vez saneadas esas entidades podrían constituir un bloque de banca pública para, al parecer, compensar la gran pujanza de la banca privada.


TIPOS AL DESCUBIERTO

LUIS DE GUINDOS

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se enzarzaba en una nueva polémica con el sector financiero por su oposición al nombramiento de José María Roldán, como presidente de la ABE. No es la primera, ni será la última. Aunque en este caso le apoya Bruselas. Tampoco ha sido siempre así.

JOSÉ MARIA ROLDÁN

Con unos quince años de ejercicio en el Banco de España como director general parece un candidato adecuado para presidir la AEB, a partir de abril y en sustitución de Miguel Martín. Parece, asimismo, muy adecuado para la nueva andadura europea de la banca española.

Se necesita un mensaje!