DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

La responsabilidad del nuevo Gobierno

Panorama | POR ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

Tal vez, quede poco sitio para las ideologías políticas y sea mucho más necesaria la eficacia y, con ella, la justicia.

PUBLICADA EN LA REVISTA BANCA15 Nº 456

España vive en un momento muy especial. La responsabilidad del nuevo Gobierno salido de estas elecciones del 20 de diciembre, reside en entender la exacta situación del país y actuar en consecuencia. Tal vez, quede poco sitio para las ideologías y sea mucho más necesaria la eficacia y, con ella, la justicia. Pero, incluso a esta hora, conviene relatar algo de lo anterior a los comicios para entender mejor lo que ha ocurrido en las urnas.

Por partes… El intento de Mariano Rajoy de tapar la verdad ante el ataque a la Embajada español a Kabul fue poco útil. Un Gobierno —obviamente— está formado por militantes de un partido que en tiempo de elecciones se juega mucho. Pero antes que nada es un Gobierno para todos los españoles. Y no puede modificar sus obligaciones porque la campaña electoral esté en su momento más intenso. Junto al compromiso de ejercer sus obligaciones políticas y administrativas, está el sentido común: más pronto o más tarde se iba a saber la verdad. Como así fue.

Por otro lado, las últimas encuestas dieron el triunfo en el “20-D” a los pactos. Y como se está viendo, sin pactos no habrá Gobierno. Y, asimismo, no parece que esos pactos vayan a ser fáciles. El PP ha llegado a las elecciones con el éxito de una política de reformas adecuadas, pero con un miedo excesivo a que el lado negativo de los recortes pudiera traer una derrota.

Elecciones casi navideñas

Iban a llegar al mismo tiempo los reclamos para votar a los partidos y las felicitaciones de Navidad. Hubiera sido interesante que los grupos políticos aprovecharan sus envíos para felicitar las Pascuas a los votantes. Desde luego, hubiera sido todo un detalle, pero hay partidos que se declaran ateos, aunque Pablo Iglesias ha dicho —si no me equivoco— que era muy de belenes. Mariano Rajoy sí pudo tener “intenciones navideñas” al convocar las elecciones el 20 de diciembre. Según algunos expertos, los más ricos y los más pobres inician sus vacaciones navideñas antes del día 20. Los potentados para “marcarse” viajes a los trópicos de América y Asia. Y algunos de los que menos tienen —sobre todo los más jóvenes— para volver a su pueblo, al antiguo hogar familiar, porque ya no pueden resistir más.

Vamos a vivir dos días consecutivos de sorteos. El 21 con los resultados electorales, y el 22, con los de la Lotería Nacional. Ganarán además los medios de comunicación pues tendrán muchas horas de altas audiencias. Y ahora una pregunta mía doble que los lectores ya sabrán porque esta crónica es de unos días antes: ¿quién saldrá elegido para ocupar La Moncloa y cuál será el número del Premio Gordo de Navidad?

La economía

No hay mucho que decir sobre los datos de la economía española en los pasados días previos a la celebración de los comicios. Es verdad que los datos macro y, también, los resultados bancarios ya solo esperan el balance anual de 2015 y tales ejercicios contables llegarán —como siempre— a finales de enero o principios de febrero de este nuevo año. Pero está claro que los ambientes empresariales y financieros esperan dichos resultados electorales con el interés de que, obviamente, se podría esperar un “cambio de régimen”. La obsesión para sacar del Gobierno al Partido Popular lleva a la idea de un tripartito entre PSOE, Ciudadanos y Podemos, lo cual, aunque no es imposible, parece que no llegará.

Empresarios y banqueros opinan que no debe modificarse el camino de las reformas iniciadas por Mariano Rajoy porque han producido crecimiento y se tiene la idea clara de que seguirá así. Sin embargo, tanto el PSOE como Podemos señalan que dichas reformas han “torturado” a los más desfavorecidos. Y, asimismo, han servido para mejorar beneficios de los grandes empresarios. Albert Rivera no está muy lejos de la necesidad de consolidar el nuevo crecimiento, pero —como digo— tiene miedo a verse “manchado” por la ola de corrupción que afecta al Partido Popular… Sin embargo, esos casos de malas prácticas, no parece que frenen los porcentajes de intención de voto para el PP.

El éxito de Bertín

Creo que el éxito de Bertín Osborne en su programa de entrevistas se debe a su enorme naturalidad que envuelve en una situación cómoda al entrevistado. Éste no se espera una agresión, sino bien al contrario. A veces el comportamiento de algunos periodistas con los personajes que tratan buscan “ponerse duros” para quedar mejor. A otros informadores se les ve su ideología y sus gustos desde el principio y eso plantea que el interlocutor de turno se ponga a la defensiva. Traté bastante a Bertín Osborne en los años lejanos del debut de Antena-3 de Radio. Y su forma de convencer era que te contaba sus cosas antes de nada. Ocurría como si se hubiera encontrado a un amigo de toda la vida o a un familiar que hacía tiempo que no veía. Luego, además de ser muy simpático, sabía interesarse asimismo por los problemas —aunque fueran los más cotidianos— de quien tenía al lado.

Es más que posible que el espectador de televisión necesite esa normalidad sosegada para adentrarse sin reservas en la aceptación de cualquier programa. Cierto que hay espacios televisivos que viven de la bronca… Pero funcionan bien cuando el presentador o presentadora vienen a ser capaces de meter un poco de humor en tales barullos. En fin, que el periodista no puede ser un aguerrido fiscal y si un oportuno notario. Pero el éxito de Bertín está ahí. Su programa de TVE ha superado en éxito todos los pronósticos que se hicieron en sus prolegómenos y se ha convertido en un fenómeno social, o “vírico”, como dicen algunos pedantes analistas de la Red y de las redes.

Y aquí: terminar como empezaba

Duro asunto el del ataque a la Embajada española en Kabul. Dos policías españoles perdieron la vida. Como se sabe Isidro Gabino Sanmartín Hernández fue víctima de la explosión de un coche bomba situado en la puerta de la embajada. Jorge García Tudela murió, más tarde, por el fuego de los talibanes. Parece que el ataque duró 12 horas y que el personal de la embajada estuvo allí durante la batalla hasta que termino el asedio.

La cuestión es que el presidente del Gobierno negó que fuera un ataque contra la embajada de España, y que, “solamente” había un policía herido leve. Se mantuvo la versión oficial muchas horas y tendrían que pasar otras cuentas más, para que el Gabinete ministerial admitiera la realidad de los hechos. Sin embargo, el Rey Felipe VI sí mantuvo conexión y contacto con la embajada atacada y, por tanto, ya pocos dudaron de que se estaba ante algo muy grave. En fin, el comentario al respecto es lo que reflejamos al principio.


The Camera Eye

Soraya Sáenz de Santamaría 

Está claro que la saliente vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sirve a Rajoy para un roto o para una costura. Los rumores de que podría sustituir a Mariano Rajoy —en el caso de que el PP ganase las elecciones— en la presidencia del Gobierno a mitad del mandato es, sin duda, buena prueba de ellos.

Manuel Campo Vidal 

Nadie podrá negar que el veterano periodista, Manuel Campo Vidal, tenga mano para los debates. Llevó bastante bien el desorden ejercido por los candidatos Rajoy y Sánchez en lo que se ha llamado la “madre de los grandes debates”. Pues eso.

Se necesita un mensaje!